miércoles. 08.02.2023

Los líderes de CC OO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, anunciaron ayer que se movilizarán el próximo 8 de febrero en un «gran acto sindical» en Madrid para forzar al Gobierno a que derogue determinados aspectos de la reforma laboral de 2012.

«Es el momento de concretar, de ejecutar medidas para la igualdad, para recuperar derechos y salarios», dijeron ambos líderes, quienes instaron al Gobierno a que «mueva pieza y que no se escude en minorías parlamentarias» y lleve «al BOE» aquellas reformas en las que ya están de acuerdo, «aunque la CEOE no lo esté».

A esta gran asamblea, que movilizará a más de 10.000 sindicalistas, le seguirán otras que culminarán con un paro laboral de 2 horas para todos los trabajadores el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, «en una jornada de lucha feminista desde una dimensión laboral».

Ambos líderes recordaron que, al acuerdo sobre negociación colectiva firmado el año pasado con la patronal para elevar los salarios hasta un 3% y situar el salario mínimo en convenio en los 14.000 euros anuales, se suman las que llevan meses manteniendo ambas partes con el Gobierno en diálogo social.

En esas negociaciones, el Ministerio de Trabajo y los sindicatos alcanzaron un preacuerdo para restablecer la ultraactividad de los convenios colectivos y la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa.

Los sindicatos abren al presidente otro frente