sábado 27/11/21
                      Zapatero, Sánchez y González ayer, en el Congreso de Valencia. BIEL ALIÑO
Zapatero, Sánchez y González ayer, en el Congreso de Valencia. BIEL ALIÑO

El PSOE rindió ayer homenaje a su pasado en la inauguración oficial del 40 Congreso Federal con la ovación a los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, el recuerdo a los líderes fallecidos y el discurso del fundador del partido, Pablo Iglesias, presente en forma de holograma.

El Congreso del PSOE comenzó el viernes en Valencia sacando pecho de su presente, con una fotografía del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado de los ministros y barones socialistas, símbolo de unidad y poder territorial.

Ayer, día de la inauguración oficial, la fotografía protagonista fue la de Sánchez con los expresidentes del Gobierno Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y el exvicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia. Los tres ex secretarios generales del partido recibieron una ovación de más de dos minutos a su llegada al auditorio de la Feria de Valencia ante alrededor de 3.500 personas, y se levantaron un par de veces de sus asientos para agradecer los gestos de cariño.

El propio Sánchez se unió a los aplausos y se fundió en un abrazo con cada uno de ellos, una imagen especialmente significativa en el caso de Felipe González, que ha sido crítico con decisiones del actual Gobierno y que no asistió al anterior Congreso, en 2017.

La inauguración del cónclave fue un viaje al pasado cargado de nostalgia, donde los socialistas resaltaron su labor al frente de tres gobiernos: los de González, Zapatero y el del propio Sánchez. Fue a través de un vídeo de repaso a sus principales hitos, como el ingreso en la Unión Europea y la «universalización de la educación y sanidad» en el caso de González, la ley del matrimonio homosexual y el fin de ETA con Zapatero y la regulación de la eutanasia, la vacunación contra el coronavirus y la ley de vivienda con Sánchez.

«Gracias a vosotros y vosotras seguimos avanzando», ha finalizado el vídeo, que ha puesto al auditorio de pie, aplaudiendo.

Otro vídeo recordó a líderes socialistas fallecidos que «marcaron el camino», como Pedro Zerolo, Carme Chacón o Carmen Alborch, con imágenes y frases destacadas de cada uno de ellos. El más aplaudido fue el de Alfredo Pérez Rubalcaba, fallecido en 2019 y al que este Congreso Federal rendirá un homenaje específico hoy.

Pero el verdadero viaje al pasado llegó con el fundador del PSOE, Pablo Iglesias, presente en forma de holograma en el escenario, donde hioz una intervención dirigiéndose a Sánchez, los expresidentes, ministros, líderes territoriales, delegados del congreso y resto de invitados del partido.

«Vuestra fuerza está en vuestra unión. Juntos seréis invencibles y capaces de poner fin a toda tiranía y a toda injusticia», les dijo el holograma.

La nostalgia del pasado continuó tras el acto de inauguración con un homenaje al histórico dirigente socialista vasco Txiki Benegas, fallecido en 2015, al que asistieron Patxi López y Rafael Simancas.

El pasado más reciente del PSOE también estuvo presente ayer en el congreso, con figuras que en otro tiempo acapararon poder, como la expresidenta andaluza Susana Díaz y el exministro y exsecretario de Organización del PSOE José Luis Ábalos.

Díaz, que se enfrentó a Sánchez en las anteriores primarias, acudió al cónclave tras hablar por teléfono con el presidente: «A él le alegra que yo esté aquí, y a mí me alegra que él se alegre de que esté aquí».

Ábalos, que salió del Gobierno en julio, dijo que está «encantado» de participar en este congreso sin responsabilidades, y afirmó no necesitar ningún tipo de reconocimiento por su labor en el Gobierno ni en el partido. Otro excargo relevante en el partido, la exvicepresidenta Carmen Calvo, fue ovacionada por el público en un acto sobre feminismo.

Síntomas del buen momento que atraviesa el partido tras años de luchas internas.

Los socialistas homenajean su pasado