viernes. 02.12.2022

Diez meses y 37 comparecencias después, la comisión que ha investigado en el Congreso la operación Kitchen concluyó ayer que la cúpula del PP ordenó esta presunta trama de espionaje a su extesorero Luis Bárcenas con el «conocimiento» de la ex secretaria general María Dolores de Cospedal, «que informaba» en todo momento al expresidente Mariano Rajoy.

La propuesta del PSOE, que contó con el respaldo de Unidas Podemos y EH Bildu y la abstención de Esquerra, PNV y la CUP, tendrá que ser ratificada ahora en el pleno de la Cámara baja, pero no será ya hasta el año que viene. Los populares, junto con Vox y Ciudadanos votaron en contra.

El documento concluye que la dirección del PP «ordenó la utilización partidista, delictiva e ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior» para hacer un seguimiento y encontrar las pruebas que obraran en el poder de Bárcenas y que pudieran inculpar a la formación conservadora sobre la que se cernía la sombra de la financiación irregular y varios casos de corrupción.

A pesar de que el dictamen de la comisión de investigación no habla expresamente de responsabilidades políticas por esta operación parapolicial, sí la considera probada.

Sólo el PP exculpa a Rajoy y Cospedal
Comentarios