domingo. 03.07.2022

Tomás Díaz Ayuso, el supuesto jefe que no estaba ni en plantilla

La empresa de iluminación de la que decía ser «manager» desde 2016 afirma
                      DL24P28F3-18-59-59-8.jpg
DL24P28F3-18-59-59-8.jpg

Hasta este lunes, Tomás Díaz Ayuso se presentaba en la red social profesional Linkedin como ‘Project development manager’ (director o jefe de desarrollo de proyectos) de una de las mayores compañías de iluminación del país, Artesolar. En ese portal de referencia para el mundo laboral, el hermano de la presidenta madrileña, que usaba como foto de perfil el logotipo de esa empresa, aseguraba ser el «responsable de proyectos hospitalarios» de Artesolar, dando a entender que era un alto cargo de esa firma y que su principal dedicación laboral (sino la única) era con esta empresa.

Tomás Díaz afirmaba en esa plataforma tener la diplomatura en Gestión Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Madrid y reseñaba en el perfil ya desaparecido ser un «líder probado» con una experiencia profesional de 20 años en «mercados estratégicos colaborando en la gestión de grupos de ventas y marketing». Además de acreditar una «capacidad demostrada para organizar y optimizar equipos de trabajo de forma eficiente y crear modelos de negocio rentables». Cuando la pasada semana estalló el escándalo del presunto cobro de comisiones, la presidenta trazó un semblante profesional de su hermano muy parecido y aseguró que llevaba «trabajando como comercial en el sector sanitario 26 años».

Pero la versión de Artesolar es otra. La compañía, que ahora está en el centro del huracán por los 25 contratos menores que recibió de la Comunidad de Madrid entre 2015 y 2020 por valor de 106.368 euros, ha puesto distancia con el hermano de la presidenta y ha desmontado el currículum que Tomás Díaz Ayuso describía en la red.

Artesolar, que lleva meses reclamando al hermano de la presidenta que «rectificara» la información de Linkedin y que incluso se había dirigido a la red social para que «eliminara» el perfil, niega la mayor. Tomás Díaz Ayuso nunca ha sido un directivo de la empresa, es más ni siquiera ha estado en plantilla. Según la información facilitada por la compañía, el hermano de la presidenta únicamente ha sido un «asesor externo» que ha colaborado en el «desarrollo de algunos proyectos». Uno de los 30 «asesores comerciales externos» que ha tenido la firma, en palabras de un portavoz de la firma.

El hermano de la jefa del Ejecutivo regional afirmaba en Linkedin que entró a trabajar para Artesolar en mayo de 2016, información que también desmiente el grupo de iluminación. Según su versión, la colaboración comercial se extendió entre abril de 2019 y septiembre de 2021. Fue la firma, según sus portavoces, la que prescindió de los servicios «externos» del familiar de la presidenta cuando «desgraciadamente no se cumplieron las expectativas comerciales» que habían depositado en él. «La relación fue de más a menos hasta extinguirse», apuntan desde Artesolar, como prueba el hecho de que las gratificaciones fueron cayendo desde los 2.650 euros mensuales (gastos de representación y vehículo incluidos) que empezó cobrando de media a los mil euros que recibía cuando se prescindió de sus servicios de comercial el pasado otoño.

En todo ese tiempo, afirma Artesolar, ni el hermano de Isabel Díaz Ayuso ni ningún otro de los «comerciales externos» intervino en esas adjudicaciones menores de la Comunidad de Madrid, «propias de repuestos y pequeños suministros, gestionados normalmente por responsables de mantenimiento de los distintos organismos».

La firma de iluminación, que ya se quejaba del «daño reputacional» antes de que este miércoles la oposición llevara sus contratos ante la Fiscalía, insiste en que sólo el 0,6% de los 9,1 millones de euros que facturó el pasado año provinieron de adjudicaciones públicas con administraciones de todos los colores, incluida la Moncloa.

Tomás Díaz Ayuso, el supuesto jefe que no estaba ni en plantilla
Comentarios