sábado 24/7/21

Torrent y Maragall se querellarán contra el exdirector del CNI

Ven un supuesto espionaje y la Generalitat carga contra la Fiscalía por no salir en su defensa
El presidente del gobierno catalán, Quim Torra. TONI ALBIR

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, y el portavoz de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona y exconsejero de la Generalitat, Ernest Maragall, anunciaron ayer que presentarán una querella criminal contra el exdirector del CNI Félix Sanz Roldán por el supuesto espionaje de sus teléfonos.Roldán dirigió los servicios secretos entre julio de 2009 y julio de 2019 y el caso que afecta a los dos dirigentes de Esquerra está fechado entre abril y mayo de 2019. «Hay evidencias e indicios» de que la «responsabilidad» es del CNI, apuntó ayer el presidente del Parlament. Torrent y Maragall se presentan como víctimas del programa Pegasus que se inserta en el teléfono móvil a través del Whatsapp. Desarrollado en Israel, solo se comercializa a Gobiernos y fuerzas y cuerpos de seguridad para combatir el crimen organizado y el terrorismo.

Tenemos una evidencia técnica de que se produjo un ataque entre abril y mayo de 2019. Este tipo de programa espía es una herramienta que utilizan los servicios de inteligencia», explicó el abogado de los republicanos, Andreu van den Eynde. El caso afecta también al consejero de Política Digital, Jordi Puigneró, a la exdiputada de la CUP Anna Gabriel o al miembro de la ANC Jordi Domingo. Torrent apuntó contra el CNI y el miércoles habló con la ministra de Defensa para exigirle una explicación. Margarita Robles, según el presidente de la Cámara catalana, le negó que el CNI estuviera detrás y le instó a acudir a la justicia. El diario ‘El País’ aseguró ayer que los servicios secretos españoles cuentan con la herramienta que supuestamente espió a los dirigentes secesionistas pero que solo se activa con permiso judicial.

«No es posible intervenir un teléfono sin autorización judicial. Por lo tanto, es posible que haya autorización. Pero no podemos presuponer que un juez ha permitido monitorizar el teléfono de la segunda institución catalana sin que haya cometido delito», dijo Van den Eynde. Además de la querella, el presidente del Parlament avisó de que piensa llevar su caso a «instancias internacionales», incluido el Parlamento europeo.

Tensión con ERC

Los supuestos espionajes han tensionado las relaciones entre el Gobierno y ERC, en un momento en que no pasaban por su mejor racha. La mesa de diálogo, que debía celebrarse este mes no acaba de concretarse, y el Ejecutivo ya hace semanas que cuenta con socios alternativos a los republicanos como Ciudadanos. La mesa está en la cuerda floja y ERC ha elevado el tono, con acusaciones al Ejecutivo. El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, cargó hoy con dureza. «Se trata de una crisis institucional sin precedentes», afirmó en La Sexta. Criticó que la Fiscalía no haya actuado de oficio y apuntó que si el acusado de este espionaje fuera de otro color político «ya tendríamos a la Guardia Civil entrando en todos los despachos de algunas instituciones».

Torrent y Maragall se querellarán contra el exdirector del CNI
Comentarios