miércoles. 01.02.2023
Los defensores de la banda terrorista siguen manifestándose por la aproximación de los presos. VILLAR LÓPEZ

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, aseguró ayer que «el Gobierno de España seguirá trabajando hasta la derrota total y absoluta de ETA».

Zoido hizo estas declaraciones a los periodistas en San Sebastián tras participar en el homenaje tributado en el cementerio de Polloe al concejal del PP Gregorio Ordóñez al cumplirse el 23 aniversario de su asesinato por ETA. En el acto, que consistió en un responso y una ofrenda floral ante la tumba del edil popular, intervino la hermana del asesinado, Consuelo Ordóñez, quien pidió al Ejecutivo que deje de «suplicar» a ETA que se disuelva y que «desarticule de una vez por todas lo que queda de la organización terrorista».

El ministro, quien no aludió a la petición de Consuelo Ordóñez, recalcó que el Gobierno trabajará para que la «derrota total de ETA» conlleve un «relato que gire en torno a la memoria, la justicia y la verdad que exigen las víctimas del terrorismo» que tienen derecho a ser respetadas y a que «jamás puedan ser humilladas». Zoido insistió en que, «sin duda alguna», las «víctimas del terrorismo van a formar parte del centro del relato para que nunca nadie pueda equivocarse a lo largo de los próximos años» de que «hubo y hay víctimas y de que hubo y hay todavía verdugos de la banda terrorista ETA».

El ministro manifestó la determinación del Gobierno de continuar con su labor hasta que se esclarezcan todos los crímenes de la banda terrorista pendientes de resolver y hasta que «el último de los etarras pida perdón, se arrepienta de lo que hicieron y reconozca que no tuvo razón de ser aquella constante terrorista que tanto dolor y tanta sangre derramó en España».

El trabajo exprés por el «final total» de la banda terrorista
Comentarios