martes 17/5/22

El tribunal de la Audiencia Nacional que juzga las primeras tres piezas separadas del caso Villarejo, los llamados proyectos Iron, Land y Pintor, resolvió ayer en un extenso auto las cuestiones previas. La noticia, más allá de reafirmar la competencia del órgano judicial para examinar estos hechos, es que rechazó la mayoría de la prueba testifical y documental que había pedido la defensa del comisario jubilado para justificar la legalidad de los servicios parapoliciales prestados a sus clientes. Entre las declaraciones solicitadas estaban las de miembros actuales o anteriores del Gobierno, tanto en la etapa de Mariano Rajoy como en la actual de Pedro Sánchez.

El tribunal de la Sección Cuarta de lo Penal, presidido por Ángela Murillo, rebate entre otras cuestiones que se hayan vulnerado derechos fundamentales de los acusados, niega la nulidad de las actuaciones, rechaza la petición de expulsión de Podemos como acusación popular y descarta la prescripción del delito de revelación de secretos, así como el enjuiciamiento conjunto con la pieza principal. No obstante, la Sala explica que los detalles de este pronunciamiento los explicará en la sentencia.

En relación con la falta de competencia de la Audiencia alegada por las defensas, la Sala recuerda que las tres instancias judiciales que se han pronunciado sobre esta cuestión han mantenido la competencia de este tribunal, al tratarse en origen de un conjunto de acciones cometidas por españoles en el extranjero (en Guinea Ecuatorial en concreto). Afirma, además el tribunal, que las piezas separadas del presente juicio tienen vinculación con la causa principal de la que proceden, las actividades de Villarejo, aunque admiten que en este caso los hechos se han producido en territorio nacional.

El tribunal cercena el plan de Villarejo y rechaza citar a ministros de Rajoy y Pedro...
Comentarios