viernes. 02.12.2022

El oscuro objeto de deseo era un reloj. Un Rolex con carcasa, corona y correa de color negro. Un módelo exclusivo y elegante que cuestas varios miles de euros. Pero que en este caso apenas llegaba a los 20 porque se trataba una imitación. Una copia tan bien acabada que sorprendió hasta un joyero y que, más allá de su escaso valor, casi busca la ruina a una pareja de policías nacionales.

En una revisión ordinaria de los efectos intervenidos en el depósito comenzaron los problemas para la pareja. El Rolex recogido en un local de la calle Ramón y Cajal de Marbella no estaba. Había desaparecido. Y a esa sala solo dos agentes del departamento tenían llaves para acceder; una de ellas la acusada. Pero el Tribunal Supremo ha revocado la setencia que le castigó a prisión por malversación, pese a que el reloj finalmente era falso y valía 20 euros, al estimar que se vulneró su inocencia. Ha quedado absuelta.

El TS absuelve a una policía condenada por quedarse un Rolex
Comentarios