jueves. 06.10.2022

El juicio al mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero por su actuación el 1-O llega a su fin esta próxima semana después de que el fiscal anunciara la rebaja de su acusación de rebelión a sedición, ofreciendo al tribunal la alternativa a condenarle por desobediencia, que no conlleva prisión.

Tras una treintena de sesiones, con el parón judicial por medio por el coronavirus, el próximo miércoles quedará visto para sentencia este juicio en el que Trapero ha compartido banquillo con el exdirector de los Mossos Pere Soler y el ex secretario general de Interior César Puig -segundo del exconseller Joaquim Forn, condenado a 10 años y medio por sedición-, así con la intendente Teresa Laplana, sin saber hasta el último momento la pena que finalmente le pediría el fiscal.

El pasado lunes salió de dudas después de que la Fiscalía rebajara su acusación inicial de 11 años de cárcel por un delito de rebelión para Trapero, Soler y Puig a 10 años por sedición, en consonancia con la sentencia del procés -conocida tres meses antes de que comenzará este juicio el 20 de enero-.

Últimos días de Trapero en el banquillo por sedición
Comentarios