miércoles 28/7/21

Verstrynge: «Un Podemos fuerte es un trío de Colón débil»

Belarra, Vera, Serra y Lilith Verstrynge, al llegar a la Asamblea. F.ALVARADO

La candidatura a liderar Podemos de la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, reivindicó ayer la necesidad de fortalecer el partido y proclamó que «nada les hará crecer más que la crítica». También cree que estar en política supone asumir «contradicciones» y «cesiones» en acuerdos que «no son de máximos», en alusión a la coalición de gobierno con el PSOE. La integrante de su candidatura, Lilith Verstrynge, enfatizó que «un Podemos fuerte es un trío de Colón débil», durante la presentación del proyecto para la nueva etapa del partido en el marco de la IV Asamblea Ciudadana de la formación, que deja atrás con este proceso la era marcada por el exsecretario general Pablo Iglesias.

La ministra de Derechos Sociales decidió delegar a miembros de su equipo la defensa de su propuesta política, en una etapa de nueva coralidad.

Belarra reivindica un Podemos «que escucha y audaz» para «crecer» y lograr «atraer» a aquellas personas que aún no han confiado» en la formación morada, manteniendo la «ilusión» original con la que nació. Por tanto, ha proclamado que Podemos es «presente pero sobre todo futuro» y que, en esta línea, «nada les hará crecer tanto como la crítica, la exigencia y la acción de la militancia». La segunda generación de líderes morados dio ayer un paso adelante tras el adiós de Pablo Iglesias, quien certificó durante la noche electoral del 4 de mayo que Podemos no era el partido destinado a gobernar, pero tampoco la «maquinaria de guerra electoral» que él mismo junto a Iñigo Errejón habían proyectado en enero de 2014.

El varapalo, tras una campaña en la que el histórico líder morado se implicó de hoz y coz y que solo sirvió para no perder terreno en la Asamblea de Madrid, demostró que aquél artefacto político que solo siete años antes había roto todos los pronósticos estaba oxidado y que la necesidad de un relevo era notoria.

Iglesias precipitó entonces su sucesión,

Verstrynge: «Un Podemos fuerte es un trío de Colón débil»