miércoles 24/2/21

Villarejo anotó su «alto nivel» de complicidad con la fiscal general Dolores Delgado

Dolores Delgado. RODRIGO JIMÉNEZ

La agenda personal en la que el comisario jubilado José Manuel Villarejo, en prisión preventiva desde noviembre de 2017, apuntaba los encuentros con sus fuentes y valoraciones de sus actividades parapoliciales recoge una anotación sobre la actual fiscal general del Estado, Dolores Delgado. Según los documentos de la ‘operación Tándem’ a los que ha tenido acceso este periódico, Villarejo registra el 4 de julio de 2017 el siguiente comentario: «Muy decidida a que le dé datos sobre terrorismo. Alto nivel de complici», se entiende ‘complicidad’.Delgado era en aquella época fiscal de la Audiencia Nacional especializada en terrorismo y 11 meses después, tras la moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy, fue nombrada por Pedro Sánchez ministra de Justicia. Una cartera que ostentó hasta enero de 2020, mes y medio antes de que el Gobierno de coalición conformado de forma previa la designase fiscal general del Estado.

La referencia de Villarejo sobre el interés de «Lola», como denomina a Delgado, en datos sobre terrorismo encajaría entonces, julio de 2017, en su cometido laboral en la Fiscalía Audiencia Nacional. Sin embargo, en aquellas fechas el comisario que estaba adscrito a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía Nacional ya se había jubilado y su nombre estaba en los medios de comunicación por el ‘caso del pequeño Nicolás’. En concreto, a través de los informes de la Comisión Judicial encargada de la investigación de la causa.

La unidad de Asuntos Internos venía destapando las actividades de Villarejo desde la detención de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, en octubre de 2014, y su connivencia con la cúpula policial dirigida por el comisario Eugenio Pino. El grupo investigador liderado por el inspector Rubén López fue vigilado por otros policías y presuntamente boicoteado para sacar de las pesquisas al acusado, según anotó Villarejo en su agenda. Al final, la juez instructora, Pilar Martínez Gamo, les acabó cesando e imputando. Aunque luego archivó la causa.

Antes de la referencia de Delgado en las anotaciones de Villarejo, otro comisario investigado en la ‘operación Tándem’, Carlos Salamanca, le informó el 23 de mayo de 2017 de una comida con «Lola», el juez Fernando Andreu y su excompañero en la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Un encuentro previsto para el día siguiente, pero que se desconoce si finalmente se celebró porque la agenda no contiene ninguna referencia.

La relación de Garzón y Delgado con Villarejo no era nueva. Los audios de otra comida en octubre de 2009 en un restaurante de Madrid le valieron su reprobación como ministra de Justicia cuando vieron la luz en 2018. También por su forma despectiva de referirse a su compañero Fernando Grande-Marlaska. Los comentarios pusieron contra las cuerdas a Delgado, que cometió el error de negar haber tenido una cita con Villarejo. Pero las anotaciones conocidas ahora del excomisario preso vuelven a señalar a la hoy fiscal general y su antigua relación.

Villarejo anotó su «alto nivel» de complicidad con la fiscal general Dolores Delgado
Comentarios