miércoles. 06.07.2022

El comisario jubilado José Manuel Villarejo aseguró ayer en el Congreso que en ciertos sectores se consideraba «un problema de Estado» que el rey Juan Carlos fuera «tan ardiente» y que llegaron a fabricar «hormonas femeninas» e inhibidores de testosterona «para rebajarle la libido».

Así lo señaló Villarejo en su segunda comparecencia ante la comisión del Congreso que investiga la ‘operación Kitchen’, el operativo supuestamente orquestado desde el Ministerio del Interior en tiempos de Jorge Fernández Díaz para espiar al ex tesorero del PP Luis Bárcenas.

La amiga del rey emérito Corinna Larsen aseguró en su momento a Villarejo, según consta en unas de sus grabaciones, que a Juan Carlos de Borbón le habían estado medicando con hormonas femeninas «para quitarle la fuerza». «Le han quitado todo, ni podía estar con una mujer ni nada [...]», argumentó.

En sede parlamentaria, el comisario jubilado hizo referencia a dicha grabación y precisó al diputado de ERC Garbiel Rufián que «hay unos informes médicos de una clínica» que le «encargaron» recuperar para que no quedara «rastro» alguno.

Villarejo también desveló que, en contra de lo que dice la cúpula de la Policía, sigue existiendo actualmente una «brigada de agentes encubiertos» que actúa de forma parecida a la suya. Además, defensió la ‘guerra sucia’ contra ETA: «Había que acabar con los terroristas y creo que lo hicieron muy bien mis compañeros».

Villarejo dice que fabricaron inhibidores de testosterona del rey emérito por su fogosidad
Comentarios