viernes. 27.01.2023
Los manifestantes corearon gritos de apoyo al PP y críticas a la política de Zapatero en Euskadi

Una violenta protesta obliga a Bono a dejar el acto de las víctimas de ETA

Acebes destaca que uno de los mensajes es que no es tiempo de negociar con la banda terrorista ETA
La manifestación silenciosa convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo para pedir el cumplimiento íntegro de las penas para los etarras se tornó en una concentración en la que se profirieron gritos contra el presidente del Gobierno; el comisionado para las Víctimas, Gregorio Peces Barba, ambos ausentes, y contra la cadena SER. El ministro de Defensa, José Bono, se vio obligado a abandonar la marcha ante los insultos e incluso un intento de agresión. El presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, manifestó su «total condena» ante esta actitud hacia el titular de Defensa y la cadena de radio porque «responden a cualquier interés pero no al de las víctimas». Pasadas las cinco de la tarde arrancaba la manifestación desde la Plaza de la Cibeles de Madrid encabezada por las víctimas con una pancarta en la que se leía Memoria, dignidad y justicia con las víctimas del terrorismo . Desde el primer momento se escucharon gritos como «¿Dónde está Zapatero?» y contra Peces-Barba, ausentes de la concentración, así como elogios al PP. Se oyeron consignas como «una sola España», «¿ZP dónde está?», «España unida jamás será vencid»> o «El DNI no engaña, Euskadi es España», así como peticiones de dimisión de Peces-Barba. Posteriormente, cuando más de media hora después se formó la segunda cabecera, la de los políticos, que portaban el lema Comprometidos con las víctimas del terrorismo , Jordi Sevilla, y el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, tuvieron que escuchar con un gran vocerío «¿Dónde estás Zapatero?». Junto a ellos estaban la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, el secretario general del PSOE de Madrid, Rafael Simancas, el ex secretario de Estado de Seguridad Ignacio Astarloa y el secretario general del PP y ex ministro de Interior Angel Acebes, cuya labor ensalzaron los manifestantes. El presidente de la Asociación 11 de Marzo Afectados del Terrorismo, Jesús Ramírez, declaró que están «indignados» por «los insultos proferidos contra nuestra portavoz, Pilar Majón, y representantes de la soberanía popular». El secretario general del PP, Angel Acebes, condenó ayer «los insultos e intentos de agresión» que se produjeron y destacó destacó como uno de los mensajes de la manifestación que no es el momento de negociar con ETA. No hay ningún motivo para apartarse de la política antiterrorista y la única esperanza posible, hoy por hoy, es la derrota de ETA. Éste fue el mensaje que transmitió este sábado el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, que participó, en su condición de víctima del terrorismo, en el acto político organizado en el Kursaal donostiarra, con motivo del décimo aniversario del asesinato del concejal del PP, Gregorio Ordóñez. Aznar discrepa abiertamente de la interpretación que hace el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, del momento actual de la lucha contra el terrorismo. Mientras el jefe del Ejecutivo pide que se mantenga «la esperanza pero sin hacerse ilusiones» sobre el fin de la violencia, su predecesor en el cargo no aprecia una causa justificada para ello y no ve más motivo de esperanza que la derrota de los etarras. «No hay ninguna razón» -dijo en San Sebastián- para apartarse de la política antiterrorista que ha conseguido que la derrota de los terroristas sea la única esperanza auténtica que hoy podemos tener». También aportó matices al discurso de su partido, acuñado por Mariano Rajoy, al mantener estrictamente la misma posición que siempre ha defendido ante el posible escenario final de la violencia etarra. Ante los recientes movimientos de Batasuna y ETA, Rajoy exigió la condena de la violencia y el abandono de las armas sin adelantar posibles movimientos posteriores. «Después, ya veremos», señaló en diversas ocasiones esta semana. Para Aznar, sin embargo, debe excluirse para siempre cualquier posibilidad de que la sociedad pueda pagar a los asesinos porque dejen de hacerlo. «Ni los terroristas ni sus cómplices, colaboradores o ayudantes», afirmó el ex presidente. El auditorio -en el que había dirigentes socialistas y populares- le dedicó un prolongado aplauso, tan sólo superado por el que rindió a la memoria de Ordóñez. La Policía Nacional ha abierto una investigación para tratar de aclarar los hechos sucedidos en Madrid «ante la posibilidad de que pudieran ser constitutivos de delito». Según informaron a Efe fuentes de la Dirección General de la Policía, la investigación se ha abierto una vez concluida la manifestación, convocada por la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), y a la vista de que se han producido alteraciones del orden público, así como un intento de agresión. El objetivo, según las mismas fuentes, es tratar de aclarar los extremos de lo sucedido y, en su caso, «depurar responsabilidades si las hubiera». Fuentes policiales indicaron que la Policía va a analizar los vídeos existentes de la manifestación para tratar de tomar declaración a las personas que pudieran haber participado en estos hechos.

Una violenta protesta obliga a Bono a dejar el acto de las víctimas de ETA
Comentarios