viernes. 01.07.2022

La imagen podría estar fechada entre 2004 y 2010, pero se produjo este viernes en Tánger. El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y el antiguo jefe de la diplomacia española Miguel Ángel Moratinos se reunieron con el ministro de Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita. Un encuentro que se escenifica en plena crisis diplomática con Argelia y pocos días después de que Pedro Sánchez justificara en el Congreso su alineamiento con el plan del reino alauita para el Sáhara. La cita, en la que también se encontraba presente el exsecretario general de la Liga Árabe Amr Moussa, ha despertado todo tipo de suspicacias, porque Sánchez lleva semanas buscando apoyos para apuntalar su giro histórico con respecto al estatus de la excolonia española. De hecho, un alto cargo argelino citado por el portal ‘Tout sur l’Algerie’ atribuía en abril a los dos antiguos dirigentes españoles parte de la responsabilidad en la decisión del actual inquilino de la Moncloa.

Desde el Ministerio de Exteriores del país vecino trataron de rebajar las expectativas y atribuyeron el nivel de la visita a «los márgenes» de una cita intercultural de la Alianza de Civilizaciones —de la que precisamente Moratinos es alto representant-— la primera edición del Diálogo de Tánger. Pero tapar la cuestión argelina era este viernes imposible, el elefante estaba en la habitación y tanto Moratinos como Zapatero respaldaron a Sánchez.

Zapatero se reúne con el ministro marroquí en plena crisis argelina