sábado. 04.02.2023
El imputado en el 11-M Rafa Zouhier declaró el pasado mes de noviembre ante un juez de Asturias en el sumario por la operación Pipol que llegó a pensar que Antonio Toro era de ETA, porque le hablaba de explosivos, pero nunca le mencionó ninguna mina. Zouhier, que coincidió en el 2001 con Toro en la cárcel asturiana de Villabona, aseguró que este imputado en los atentados de Madrid habló con dos o tres etarras «por el tema de los explosivos». Tras insistir en su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press y que prestó por videoconferencia, que desde que llegó a España, en 1996 o 1997, ha colaborado con la Guardia Civil, Zouhier explicó que cuando salió de la cárcel de Villabona (en la que estuvo por un asunto de robos a joyerías por el procedimiento del alunizaje), se dedicó a investigar para el Instituto Armado el tráfico de explosivos del que le había hablado Toro. Explicó que Toro hizo creer que los 16 cartuchos de dinamita goma 2 Eco y los 94 detonadores industriales que se le intervinieron en la operación Pipol, relativa a tráfico de drogas pertenecían a su cuñado, José Emilio Suárez Trashorras, que al ser minero tenía licencia para manipularlos. Zouhier declaró incluso que Trashorras «no es normal, no sabía dirigir las cosas» y en otro momento de su comparecencia dijo que era «un bocazas», por lo que el jefe era Toro. Según Zouhier, en el momento de su detención, Toro hizo que la Policía fuera a un garaje donde tenía 90 kilos de hachís, para que no registrara su casa, en la que guardaba armas o pistolas. Zouhier aseguró que cuando Toro cogió confianza con él, le contó que traficaba con explosivos. El testigo e imputado en el 11-M reprodujó en Asturias la conversación con Toro en los siguientes términos: «Que tenía explosivos, que tenía la cantidad que quiera, que él tenía explosivos a mí solo, a mí no, porque había, luego empezaron a venir dos o tres etarras. No sé lo que había ahí, porque empezó con ellos por el tema de explosivos. Él más bien trabajaba por el tema de explosivos, tráfico de explosivos». «Las víctimas no pueden ser utilizadas como medios ni como armas arrojadizas» GREGORIO PECES-BARBA Alto Comisionado

Zouhier declaró al juez que pensaba que Toro era de ETA
Comentarios