sábado 19.10.2019

Cristina Peri Rossi escribe a la noche

l. La uruguaya habla de los ecos de su libro ‘Julio Cortázar y Cris’, sobre su relación con el escritor. la noche y su artificio Cristina Peri Rossi Editorial Cálamo
Cristina Peri Rossi escribe a la noche

Cristina Peri Rossi acaba de salir del hospital y se recupera de una infección pulmonar; no es la primera vez, pero mientras supera el trance paladea el éxito del libro que publicó sobre su relación con Julio Cortázar, y la aparición de su nuevo poemario, La noche y su artificio. Un poemario que sale a la calle cinco años después de que la escritora ganase en 2009, con Playstation, el premio de poesía de la Fundación Loewe —fue la primera mujer que lo hizo—, y un libro «muy importante» para la autora uruguaya, afincada en Barcelona casi desde que se exilió de su país en 1972. Peri Rossi, en conversación telefónica con Efe, habla con pasión, aunque esté delicada de salud, de su nuevo poemario, cargado de amor y erotismo como solo ella sabe hacer. Para la poeta, el erotismo siempre ha sido un elemento divino y subversivo. De hecho, según la última premio Cervantes, Elena Poniatowska, «si hay una escritora erótica en nuestra lengua, es ella. Lo sabe todo sobre los desastres íntimos y los públicos, y sobre ellos escribe. Es la escritora que corre más riesgos y, a la vez, la más expuesta, como un trapecista en la red». «Aunque no publique poesía todos los años, escribo más poesía de la que publico, y no necesariamente lírica o erótica. Pero me gusta guardar mucho tiempo los poemas en un cajón, para que el filtro del tiempo decida si perduran -—rgumenta Rossi—, y La noche y su artificio ha superado la prueba de los dos años en el cajón».

Me parece uno de mis mejores libros, heredero quizás de mis anteriores Babel Bárbara, Otra vez Eros o Estrategias del deseo. No se trata de poemas sueltos, sino que tienen una secreta arquitectura y se relacionan entre sí, se contestan, a veces se contradicen, están vivos. Leánlo, les va a gustar», dice con ternura y humildad esta gran cuentista, novelista, ensayista y traductora. «Esto no quiere decir —advierte- que haya abandonado la línea de Playstation, es más, posiblemente el año próximo publicaré otro libro que continúa esa línea y no la de La noche y su artificio. Me gusta tener más de una voz. Mi sueño no es una única voz que termina por convertirse en una caricatura de sí mismo, como les ocurre a algunos poetas famosos». La noche y su artificio ha sido publicado por Cálamo, y en él la escritora, nacida en Montevideo en 1941, retoma su lenguaje erótico y amoroso para ponerlo al servicio del símbolo romántico de la noche urbana como escenario de los flechazos de Eros. Pero la noche urbana también como paradigma de la soledad, del miedo, de las ausencias y las separaciones. Un libro lleno de lirismo y «estrictamente contemporáneo». «Este amor será escrito/con tinta de tiburón/de los océanos», escribe la autora de «Aquella noche».

Pero la periodista e icono de la literatura escrita con conciencia de género, una pensadora y creadora libre y sin pelos en la lengua, también está recogiendo los ecos de su libro Julio Cortázar y Cris, editado el pasado junio, una preciosa crónica de la relación de profunda amistad que mantuvo con el autor de Rayuela, a quien conoció en 1973, que duró hasta su muerte. Un libro escrito «con mucho amor», lleno de anécdotas y conversaciones entre Cortázar, treinta años mayor, y Rossi. Una relación intensa llena de complicidades, viajes, relatos y seducción, entre París y Barcelona. Un amor imposible entre «la musa» del escritor y aquella joven poeta por las diferentes preferencias sexuales que sentían ambos. Y un libro, editado también por Cálamo, donde sí deja claras sus sospechas de que el escritor murió del virus del sida.

Cristina Peri Rossi escribe a la noche
Más en esta seccion
Comentarios