sábado 14.12.2019
poesía

Dos libros, dos poetas

estados de necesidad Luis López Álvarez Renacimiento, Sevilla, 2014. 68 pp. tres inhalaciones Luis Miguel Rabanal Amargord, Madrid, 2014. 108 pp.
Dos libros, dos poetas

Reseño hoy dos libros muy diferentes de sendos poetas de nuestra tierra: Luis López Álvarez, berciano de La Barosa, y Luis Miguel Rabanal, omañés de Riello.

El primero logró popularidad con Los comuneros (1975). Después recorrió caminos varios, del verso libre al soneto canónico, de la intimidad a la solidaridad. Al segundo ámbito pertenece Estado de necesidad, alusivo a un peligro extremo que requiere urgente remedio. Al libro le conviene dos palabras: actualidad y compromiso. La actualidad más candente y ominosa es la de los nuevos pobres, a los que se une la emigración subsahariana hacia Europa y la de los latinos hacia América del norte, los conflictos de «baja intensidad» en el Tercer Mundo, los marginados al chabolismo en las grandes ciudades, la drogadicción, el temor a la posible extinción de la humanidad... Es la poesía de un hombre preocupado por la desigualdad y la injustica social. Y para que lo oigan los que no leen poesía adopta un discurso prosaico, sin vuelo lírico, más cerca del lenguaje informativo que del poético. Su finalidad no es deleitar, sino concienciar.

En cuanto a Luis Miguel Rabanal, el título Tres inhalaciones alude a las tres partes del poemario, muy distintas de tono y modo. La primera, «Luces largas», deslumbra, en efecto, como ofusca y confunde la luz larga en carretera. Son poemas crípticos, y el lector no acaba de descifrar el enigma: «A la orilla de la noche / un cuerpo estrecha los / indicios». ¿Indicios de qué? Todo vaga en un ámbito tan misterioso como la noche. Seres sin nombre: alguien, el otro, quien tarda en venir... Sujetos de difícil definición, acaso porque, como dice el poeta, «el contexto es oscuro». «Pequeña galería de poetas sin reloj» se titula la segunda parte, refiriéndose a poetas de hoy y de siempre, como Ajmátova, Gamoneda, Cernuda, etc. Cada poema parte de una cita y alza el vuelo en libertad imaginativa y libre fluencia verbal muy atractiva. El poema autobiográfico «Victoriano Crémer no se acuerda de mí», poetiza los encuentros y desencuentros entre el poeta joven y el consagrado. La tercera inhalación es un «Poema de amor» en fragmentos que alternan la violencia y el lenguaje de la calle con la meditación amorosa de mayor alcance lírico. Es el contraste lo que le da carácter, y lo que da carácter también a un libro de muy distintas secciones como he dejado ver.

Dos libros, dos poetas
Comentarios