domingo 26.01.2020

Un estudio apasionante

las escuelas de la comarca de la cepeda Sheila Hidalgo, Cristina González e Isabel Cantón (coordinadora) Eolas Ediciones, 2016, 304 páginas
Un estudio apasionante

Cuando el tiempo pasa, los pueblos cambian y empiezan a sufrir la desertización, es necesario llevar a cabo un estudio riguroso de lo que ha sido la escuela rural. Ello exige dedicar atención a un doble aspecto, el humano (representado por el alumnado y los maestros) y el material, con edificios populares destinados a la actividad académica, y el futuro que les espera: la destrucción, el uso como bar del pueblo o la dedicación para consulta médica. De ahí que, a partir de la página setenta de la obra, el estudio se reduzca de forma sistemática a señalar tales destinos.

Otra cosa es lo sustancial de su contenido, orientado a describir con detalle su historia a través de los últimos años. No hay duda alguna de que lo esencial de la obra se ofrece en los doce primeros capítulos. Isabel Cantón (como coordinadora y experta en estos problemas de sociología didáctica) edita la obra, en colaboración con Sheila Hidalgo González y Cristina González García. La lectura de estas páginas, casi de imposible síntesis en estas líneas, es apasionante, tal vez porque el mundo infantil y el del magisterio es fuente de toda la historia que aquí se actualiza. Todo parte del nombramiento en 1902 a Cossío como miembro de la Comisión para la Construcción de Edificios Escolares, que deberían respetar las normas básicas de la salubridad. La edificación que se le solicitaba era un ahondamiento en el espíritu humano de la Institución libre de Enseñanza.

El hecho de que el 98% de las escuelas tengan un uso distinto al escolar da idea de las dificultades que el trabajo de investigación exige. A pesar de todo, el que esta larga docena de capítulos introductorios hayan visto la luz es un gozo para el lector, que conocerá con detalle el tantas veces tortuoso camino de la enseñanza. Dejemos una anécdota para el recuerdo: Magaz es el pueblo de Ángel González, que fuera Director General de Enseñanza Media y maestro del antiguo rey Juan Carlos I.

Un estudio apasionante
Comentarios