domingo 5/12/21
ANA BELEN
Después de interpretar a Cleopatra, Ana Belén vuelve a ponerse en la piel de una mujer fuerte, la actriz en declive Margo Channing en “Eva contra Eva”, la versión teatral que Silvia Munt ha hecho del clásico del cine "Eva al desnudo". ZIPI

Ana Belén protagoniza "Eva contra Eva", la versión teatral de una de las películas míticas del cine, "Eva al desnudo", de Joseph L. Mankiewicz, dirigida por Silvia Munt, un trabajo que ha supuesto un "reto" para la actriz, que desmonta la confrontación entre mujeres.

"Nuestra generación hemos tenido motivos para estar cabreadas", dice la actriz en referencia a que a una determinada edad, "salvo en el teatro donde hay personajes fuertes y protagónicos", las mujeres estaban "solo de soporte" del actor principal.

Mel Salvatierra, Javier Albalá, Manuel Morón y Ana Goya completan el reparto de "Eva contra Eva", con texto de Pau Miró, que se estrena hoy en el teatro Reina Victoria, en el que permanecerá hasta el mes de enero.

Silvia Munt y Ana Belén no coincidían trabajando desde la película "La pasión turca" y su reencuentro ha sido un mano a mano de "colega a colega", ha explicado este miércoles la directora, que ha asegurado que tuvo la "osadía de proponerle el papel porque no veía a otra persona que no fuera Ana" en el papel de Margo Channing, y obtuvo un "sí, casi en el acto".

La película que protagonizaron Bette Davis y Anne Baxter desvela los entresijos del teatro a través dos actrices que rivalizan por el éxito, pero en su versión teatral cambia "la mirada sobre la mujer. Habla sobre una mujer madura y una joven sin miradas apriorísticas", explica Munt, quien advierte que da voz a todos los personajes y a los motivos por los que actúan de una manera determinada.

Ana Belén asegura que partiendo de unos personajes míticos hay una relación nueva, "una lucha entre una generación joven que quiere conseguir su lugar y una generación mayor que pelea por mantener el suyo. Una lucha que se establece en todos los órdenes" de la vida.

Asegura que ni siquiera cuando empezó vivió esa rivalidad, "quizá tan solo un segundo en la manera de hacer". Llegaba con la teoría aprendida al Teatro Español, "pero rápidamente me di cuenta de que con la teoría no era nada, una mierda".

Recuerda con admiración a sus compañeros de entonces, Julieta Serrano, Berta Riaza, Carlos Lemos y tantos otros "sin los que no sería nada. Soy producto de haber estado entre bambalinas escuchándoles, riéndome con ellos, estando a su lado".

Apunta que ese espíritu lo ha vivido igual ahora trabajando en una serie con gente joven, donde "se ha establecido una relación fantástica porque todos teníamos claro que si no se hace equipo, no funciona".

La actriz asegura que en su generación las actrices han tenido motivos para estar "cabreadas, pero todos. Hemos vivido tantas cosas, hasta esa explosión que fue la transición" y se lamenta de que en el cine, no solo en el español, -salvo excepciones- las mujeres estuvieran de soporte. "¿Por qué no podemos tener el mismo peso que tiene un actor?", se pregunta.

En la misma línea, la directora de "Eva contra Eva" indica que se intenta enfrentar a actrices jóvenes con maduras "y no es necesario, lo que hace falta es que haya trabajo y mayor entrada a la mirada femenina" en distintos ámbitos de la cadena, algo que comienza a estar más equilibrado que cuando empezó a dirigir.

Mel Salvatierra es el contrapunto de esa mujer joven que quiere alcanzar el éxito y encontrar un espacio propio en su profesión. "Me siento feliz de dar voz a una generación que estamos un poco enfadados" y reclama más espacio para mujeres directoras o dramaturgas.

Munt describe la obra como una comedia divertida, que destila ironía, un thriller psicológico que "destapa el juego de espejos que es la vida" y lanza preguntas sobre cómo nos vemos, desde qué perspectiva nos ven los demás o cómo quisiera verme.

Ana Belén y Silvia Munt reconocen que para el público resulta atractivo que una obra refleje el mundo del espectáculo "porque retratan a personajes desinhibidos" que hablan sin tapujos de lo que le también le ocurre al resto del mundo. "Nos pasan las mismas cosas, pero amplificadas".

Ambas, que han recogido diferentes galardones a lo largo de su carrera, se han mostrado sorprendidas de que el Festival de San Sebastián eliminara, en su última edición, el premio por distinción de sexo en interpretación.

"Me quedé perpleja, me chocó, no lo he entendido. Toda la vida los ha habido así en todos los festivales", ha señalado Ana Belén, mientras que Silvia Munt ha señalado que "no hay que quitar, hay que dar más premios y si puede ser que estén dotados económicamente, como los de literatura".

Ana Belén: "Las mujeres de mi generación tenemos motivos para estar cabreadas"
Comentarios