jueves 6/5/21

Rocío Flores, hundida ante las afirmaciones de su madre

Aunque intenta mantener la mejor actitud, la docuserie está haciendo mella en la hija de Rocío Carrasco.
rocio
Rocío Carrasco, en un momento de la docuserie. DL

Hace años que en los platós de televisión se insinuaba que entre Rocío Carrasco y su hija, Rocío Flores, había sucedido un terrible acontecimiento. Hablaban de algo muy grave que no se podía contar porque la nieta de 'La más grande' era menor. El año pasado, un portal digital reveló en qué había consistido, pero un pacto tácito hizo que se mantuviera en un discreto segundo plano.

Ahora, la aparición de Rocío Carrasco en televisión contando cómo ha sido su vida en el último cuarto de siglo, devolvió a primera línea lo que ocurrió el último día de convivencia entre ambas, el 27 de julio de 2012. La hija de Pedro Carrasco habló la semana pasada de que había recibido una "paliza" a manos de su hija adolescente. Esta y todas las revelaciones hechas hasta ahora en la docuserie han terminado de hundir a Rocío Flores, que se derrumbó en plena calle en Málaga.

"Ya no puedo más", decía la joven la semana pasada en el programa de Ana Rosa, en el que colabora. Luego regresó a la capital malagueña para refugiarse en su familia y fue precisamente allí donde tras recibir el cariño de sus vecinos no pudo reprimir las lágrimas. Con motivo del 46 cumpleaños de su padre, Antonio David Flores, la colaboradora se acercó al barrio donde él creció para comprar una de las famosas palmeras gigantes de la pastelería Casa Kiki. Cuando las vecinas de la zona la reconocieron no dudaron en dedicarle palabras de apoyo y, en ese momento, Rocío se vino abajo y comenzó a llorar a pesar de hacer evidentes esfuerzos para evitarlo. Después de aquello, vendría la comentada foto de Instagram en la que, a pesar de estar de celebración con su padre, todos los comentarios se dirigían hacia el rostro contrariado de la joven. De vuelta al programa matutino, en el que ejerce de comentarista de 'Supervivientes', concurso en el que participó, añadió "no creo que tenga que estar llorando por las esquinas y explicándole a todo el mundo que estoy bien jodida".

Momentos de tensión que van a más tras la emisión del episodio ocho de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', en el que, además de la apertura del testamento de Rocío Jurado, se abordaba, una vez más, la agresión de Rocío Flores y los malos tratos continuados a su madre por los que fue condenada cuando tenía 15 años. "Me parece irónico que se diga que Rocío Carrasco ha levantado teléfonos para que ese tema no saliese y ahora es ella la que se sienta con sentencia en mano", dijo. "Sé muy bien lo que viví en esa casa", afirmó. "El equipo médico que la lleva (a su madre) le recomienda que no hable conmigo, pero sí le recomienda que hable con cuatro millones de espectadores... y ahora lanzo una pregunta: ¿Mi hermano David también está metido en mi 'pack'?".

04/28/19-24/21

SOC

Rocío Flores, hundida ante las afirmaciones de su madre