jueves. 09.02.2023

La tarjeta que comienza a utilizar el Ayuntamiento de León se basa en los estándares globales de la tecnología RFID y en los métodos criptográficos. «La tarjeta es muy flexible, y existen modelos de diferentes capacidades de memoria, entre 2, 4 y 8 Kbytes. En todas ellas pueden definirse hasta 28 aplicaciones, con 32 ficheros y 14+2 claves cada una».

A nivel técnico, la tarjeta «implementa innumerables medidas de seguridad a nivel de hardware y de software, y está certificada por la Common Criteria EAL4».

Este tipo de tecnología tiene como una de sus principales características la seguridad, lo que la hace especialmente útil para prestar servicios como ser utilizadas como monedero electrónico, o para control de accesos seguros en empresas.

28 aplicaciones con 32 ficheros cada una
Comentarios