miércoles 25/5/22
De Coladilla a Oslo

Una apasionada de la investigación

Con unas profundas raíces asentadas en la montaña central leonesa, donde su familia tiene negocios y donde vivió hasta su vida universitaria, Irene Yuste Tirados trabaja en una empresa noruega dedicada a la investigación, Su curiosidad no tiene límites: ha logrado compaginar el trabajo con el doctorado en la Universidad de Oslo
coladilla
Irene Yuste Tirados compagina ahora su trabajo en CoorsTek Membrane Sciences con la investigación del doctorado. DL

No sólo las raíces, la vida de Irene Yuste Tirados se desarrolla en Noruega, pero sigue firmemente anclada y vinculada a su Coladilla natal. «Allí nací, y me crié. He vivido en Coladilla hasta los 18 años, y ahí está mi familia».

Una familia emprendedora con fuerte arraigo en la zona. La ingeniera química cuyo trabajo publica ahora la prestigiosa revista Science y que está teniendo un fuerte impacto internacional es hija del popular propietario de la Quesería SAT El Sendero, mientras que su madre tiene un taller de cerámica (Pilar Tirados).

Yuste pasó sus primeros años escolares en el colegio Menéndez Pidal de Matallana de Torío, y completó su formación en el instituto de educación secundaria Ordoño II. Estudió Ingeniería Química en la Universidad de Valladolid, donde realizó también un master; parar seguir su formación en Noruega, con una tesis de su master en simulación de bombas de calor. Se quedó en la Universidad de Oslo como investigadora en un proyecto de especial interés para la industria de combustibles y gas, sobre protecciones de permeación de hidrógeno para sistemas en ambientes extremos. Desde 2019 trabaja en la empresa Coorstek Membrane Sciences, en Oslo.

El desarrollo permite avanzar en los combustibles para la movilidad, y también para la industria

«Es una pequeña empresa dedicada a la investigación, la mayoría del equipo son personas especializadas en química fundamental. Como ingeniera química de la empresa llevo mucho tiempo encargada de la simulación de nuestros reactores de membrana a escala industrial». Un trabajo que consiste «principalmente en desarrollar modelos tecnoeconómicos para nuestra tecnología, que nos permiten determinar costes, analizar viabilidad y establecer comparaciones con otras tecnologías. En definitiva, desarrollo de negocio y mucha participación en el desarrollo de nuevos proyectos de investigación tanto de financiación pública como privada».

La inquietud de Irene Yuste no queda en esta actividad investigadora empresarial. «Me interesaba mucho la tecnología que desarrollábamos, la parte de electroquímica de las membranas, y pensé que sería interesante realizar un doctorado en esta materia, para completar mi perfil de ingeniera con un conocimiento mucho más profundo del proceso electroquímico de producción de hidrógeno, así como de la ciencia de los materiales utilizados». Un interés investigador y de mejora que no quería que la alejase del trabajo en su empresa. Así que solicitaron un proyecto de investigación al gobierno noruego que estuviese financiado en un 60% por la compañía, y un 40% por el Consejo de Investigación de Noruega. «En ese proyecto podíamos incluir mi doctorado, pero además otras actividades interesantes para la empresa». Yuste destaca la implicación de sus compañeros y de la compañía para que la propuesta saliese adelante. «Así pude iniciar mi doctorado, parcialmente subvencionado por la empresa». Actualmente la ingeniera leonesa dedica el 80% de su trabajo de investigación a la materia del doctorado, y el 20% a su posición como ingeniera química en la empresa.

Una apasionada de la investigación
Comentarios