jueves 26/5/22

DESCUBRIR LA VIDA MARINA

BIODIVERSIDAD SUBESTIMADA. La mayor parte de la vida marina aún está por descubrir. Debido a que los peces y muchos otros animales que viven en el océano a menudo tienen larvas u otras etapas de vida microscópicas que flotan libremente
                      Una larva de nemertino del género Hubrechtella. Svetlana Maslakova
Una larva de nemertino del género Hubrechtella. Svetlana Maslakova

La mayor parte de la vida marina aún está por descubrir. Debido a que los peces y muchos otros animales que viven en el océano a menudo tienen larvas u otras etapas de vida microscópicas que flotan libremente en el agua del océano, el recuento de especies mediante códigos de barras genéticos de muestras de plancton se suma a los recuentos de especies registradas como adultos y es una forma muy eficiente de comprender qué vive en el océano y cómo cambia la biodiversidad a medida que modificamos el entorno oceánico.

La mayoría de los estudios de la vida marina subestiman drásticamente el número total de especies porque pasan por alto animales enterrados en sedimentos blandos, que viven dentro de los arrecifes de coral y en otros lugares difíciles de muestrear, como aquellos más allá de la profundidad de buceo, explica un estudio dirigido por investigadores del Instituto de Oregon de Biología Marina y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales. El muestreo de agua de mar para detectar las etapas larvales de los animales marinos puede ser una forma de llenar los vacíos. En un estudio de 17 años sobre nemertinos, un grupo de animales esquivos que son difíciles de recolectar, las comparaciones de larvas de nemertinos (bebés) recolectados del agua de mar con adultos encontrados en los arrecifes en los mismos sitios, mostraron diversidades muy distintas. El muestreo de ambas etapas de la vida podría duplicar las estimaciones del número de especies de nemertinos.

«Si tienes bebés, los adultos deben estar en algún lugar alrededor», comentó la coautora Rachel Collin, científica del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales en Panamá. «Nuestro estudio se centró en los nemertinos, un solo grupo de organismos marinos poco estudiados, pero las implicaciones son de gran alcance, porque muchos organismos marinos tienen etapas de vida larvaria planctónica».

Los nemertinos, también conocidos como gusanos de cinta, pasan por una etapa larval a medida que maduran. Así como las mariposas hacen metamorfosis de orugas peludas a pupas de caparazón duro, a adultos extravagantes y alados, los nemertinos pasan sus vidas jóvenes como larvas microscópicas flotando en el agua del mar, pero terminan como gusanos adultos excavando en los sedimentos o escondiéndose en grietas y hendiduras.

En este estudio, el equipo identificó nemertinos adultos y larvas de sitios en el Pacífico nororiental (Oregón, EE. UU.), el Caribe (Bocas del Toro, Panamá) y el Pacífico tropical oriental (Bahía de Panamá, Panamá). Durante la marea baja, buscaron adultos debajo de las rocas y en los sedimentos, además recolectaron animales de muestras de escombros de coral, esteras de algas, pastos marinos y algas marinas mientras buceaban. En los mismos sitios recolectaron larvas planctónicas del agua de mar. Vea este conjunto de videos creados con una subvención de la Fundación Nacional de Ciencias de EE. UU. (NSF), sobre cómo recolectar nemertinos y sus larvas.

La belleza y gracia de los nemertinos pueden ser la razón por la que reciben su nombre de una ninfa marina griega, Nemertes, pero la mayoría de las veces los biólogos no pueden distinguir especies estrechamente relacionadas, especialmente en la etapa larvaria, en función de su apariencia. En cambio, leen su ADN.

Después de secuenciar más de 1000 individuos, tanto larvas como adultos, el equipo encontró 308 especies en total: 101 de Oregón; 149 de Bocas del Toro, Panamá; y 61 de la Bahía de Panamá. Muchas especies eran nuevas para la ciencia. Al comparar el número de especies recolectadas como adultos con el número recolectado como larvas y el número que se encontraron en ambas etapas de la vida, demostraron que, si solo hubieran recolectado adultos, se habrían perdido hasta el 60% de las especies en una zona.

DESCUBRIR LA VIDA MARINA
Comentarios