domingo 17/10/21

EL GEDI MIDE LA BIOMASA

UN LEONÉS UTILIZA LA MISIÓN SATELITAL DE LA NASA para medir la cantidad de biomasa de un sistema forestal para su trabajo de fin de máster. La revista Remote Sensing, de gran alcance científico, se hizo eco de esta investigación crucial para cuantificar el carbono.
El estudiante egresado de la ULE Iván Dorado. dl

Iván Dorado Roda, alumno de la Escuela de Ingeniería Agraria y Forestal (EIAF) del Campus de Ponferrada, participó junto a sus colaboradores científicos y sus directores de Trabajo Fin de Máster (TFM), en un trabajo pionero para estimar la cantidad de biomasa de los encinares, alcornocales y pinares de la provincia de Badajoz empleando los datos de la misión satelital Gedi de la Nasa, que ha sido recientemente publicado en la prestigiosa revista Remote Sensing, que tiene un factor de impacto de 4,509, y está indexada en la renombrada base de datos científica multidisciplinar JCR (Journal Citation Report).

El artículo se titula Assessing the accuracy of Gedi data for canopy height and aboveground biomass estimates in mediterranean forests’, y analiza las capacidades de la misión satelital Gedi (Global Ecosystem Dynamics Investigation) de la Nasa (National Aeronautics and Space Administration, U.S.) para estimar la altura de las copas de los árboles y la biomasa aérea a escala regional.

La investigación ha demostrado las potencialidades del Gedi para mapear y realizar el seguimiento preciso de la distribución espacio-temporal de biomasa aérea forestal a lo largo de cinco diferentes ecosistemas forestales mediterráneos de la Península Ibérica. Entre los ecosistemas analizados destacan las formaciones de encinares, alcornocales, pinares y dehesas.

La cantidad de biomasa acumulada en un sistema forestal está directamente relacionada con la cantidad de carbono que acumula, por lo que esta investigación supone un paso crucial hacia la cuantificación eficaz de las reservas de carbono sobre grandes extensiones a través de datos satelitales y, en consecuencia, hacia una mejor planificación de la mitigación del cambio climático global en ambientes mediterráneos.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estimó que en 2015 los bosques mediterráneos almacenaron en el mundo 5.066 billones de toneladas de carbono que, de acuerdo con las recomendaciones del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), deben actualizarse empleando una combinación de datos de campo y de sensores remotos (p. ej. Gedi).

Es el primer trabajo que se publica a nivel mundial del uso de los datos gratuitos de Gedi para la estimación de biomasa en ecosistemas mediterráneos, y está dentro de los 20 primeros publicados empleando esta tecnología puntera.

El artículo forma parte del TFM de Iván Dorado, dirigido por Juan Guerra Hernández (de la empresa tecnológica 3edata Ingeniería Ambiental S.L.) y por Eduardo M. González Ferreiro (profesor de la ULE).

Además, la publicación científica ha contado con la ayuda y participación de otros conocidos investigadores de las Universidades de Arizona, Évora, Florida, Maryland, Nasa y Universidad de Lisboa (Adrián Pascual, Sergio Godinho, Carlos A. Silva y Brigite Botequim, respectivamente), y con otros profesores de Geomática de la Universidad de León (Pablo Rodríguez Gonzálvez).

«La misión del satélite Global Ecosystem Dynamics Investigation (Gedi) está ampliando los límites espaciales y la resolución temporal de las aplicaciones cartográficas a gran escala», señala la investigación publicada en Remote Sensing.

La integración de los datos recientes de Gedi en estimaciones derivadas del escaneo láser aerotransportado (ALS) representa una oportunidad global para actualizar y ampliar los modelos forestales basados ​​en enfoques basados ​​en áreas (ABA) considerando la dinámica temporal y espacial.

Modelos

El estudio realizado por Iván Dorado y los investigadores colaboradores evalúa el efecto de combinar estimaciones de biomasa aérea (AGB) basadas en ALS con modelos derivados de Gedi mediante el uso de conjuntos de datos coincidentes temporalmente. Se utilizó un gradiente de ecosistemas forestales, distribuidos en 21.766 km2 en la provincia de Badajoz (España), con diferentes especies y complejidad estructural.

Los modelos AGB derivados de Gedi que utilizan métricas de altura relativa y dosel vertical arrojaron una eficiencia del modelo (Mef) que varió de 0,31 a 0,46, con un RMSE que varió de 14,13 a 32,16 Mg / ha y rRMSE de 38,17 a 84,74%, a nivel de huella de GEDI por tipo de bosque. El impacto de la estructura forestal confirmó los logros de estudios previos, ya que los datos del Gedi mostraron una mayor incertidumbre en bosques con muchas capas.

EL GEDI MIDE LA BIOMASA
Comentarios