lunes 29/11/21

El guía turístico está en internet

E nrique Pérez es un leonés enamorado del patrimonio de su ciudad. Ha estudiado arquitectura en Italia, México y Portugal y ahora ofrece su saber en la red, a través de la plataforma Guruwalk, para difundir las bondades de la provincia y sus costumbres con recorridos guiados Reivindica la antigua Cárcel Provincial como uno de los atractivos turísticos más olvidados de la ciudad GURUWALK ES UNA PLATAFORMA ONLINE QUE CONECTA A VISITANTES CON PERSONAS QUE SE OFRECEN A MOSTRAR SU CIUDAD

La polémica sobre los guías turísticos está candente desde hace semanas. A través de plataformas on line, contactan con viajeros a quienes ofrecen rutas a cambio de propinas. Y los hay por todo el mundo. Cualquier rincón es susceptible de ser guiado por alguien local que conoce bien de lo que habla. Esta realidad ha hecho que los guías profesionales del turismo se quejen y acusen a los primeros de ejercer una actividad «engañosa». Pero ellos se defienden y ahí están, dispuestos a compartir su conocimiento de la ciudad con todo aquel que esté interesado.

Enrique Pérez es leonés y ofrece sus servicios de guía a través de la plataforma de internet Guruwalk, una comunidad on line que pone en contacto a los viajeros del mundo con guías locales. Una forma divertida de conocer una ciudad nueva. Ha trabajado en países como Italia, México o Portugal y se reconoce un enamorado de León. Tiene activo un tour en Guruwalk, aunque todavía no ha realizado ninguna ruta y su perfil «es meramente testimonial». Su objetivo, mediante una actividad «voluntaria, gratuita y solidaria» es dar a conocer «el extenso patrimonio arquitectónico de la ciudad y ponerlo en valor. Por eso, su intención es «transmitir la importancia histórica del Reino de León, las peculiaridades y virtudes de ser leonés o las características aquitectónicas de la Catedral, el Musac o San Isidoro», entre otras construcciones. Busca que quienes vienen aquí «tengan motivos para enamorarse de León como lo estoy yo». Pérez asegura que sus estancias en el extranjero le han proporcionado un sentimiento de cercanía especial hacia los turistas que llegan a León por primera vez con la intención de descubrir la cultura, sociedad y tradiciones locales. Ahora sin trabajo, entiende esta labor «como una función social y un medio a través del que dar continuidad a la difusión arquitectónica que realizo en mi blog personal, ArtChrist».

Para él, los monumentos a destacar de León son la Catedral, «por sus impresionantes vidrieras que producen una desmaterialización del edificio», el Musac «como edificio de reciente construcción y cuyo aporte no solo es arquitectónico, sino también urbano, cultural y social». De éste último destaca «su composición modular que confiere una planta arquitectónica distintiva» y su singular fachada.

Aunque estos dos edificios son de sobra conocidos en la ciudad y visita obligada para los turistas, este leonés pone de relevancia, como otro punto digno de conocer, la antigua cárcel provincia. Ubicada en el paseo del Parque y obra del arquitecto José Luis Sanz Magallón, «es una referencia única de construcción penitenciaria gracias a su tipología arquitectónica. Pérez apuesta por recuperar este complejo edificatorio «desgraciadamente oculto y desatendido por las instituciones».

Todo este conocimiento es el que ofrece Enrique Pérez en su perfil de internet. No comparte los argumentos que dan los guías profesionales para atacar la labor de guías turísticos como él. «Los guías locales, o al menos como yo lo considero, intentan democratizar un ámbito como es el conocimiento de la cultura de sus ciudades para todas aquellas personas que lo deseen, sin importar su posición económica». Para él, «la labor que realiza un cicerone del siglo XXI gracias a la aplicación Guruwalk es «una función social» y posibilita «el intercambio de conocimientos de calidad, además de promover la actividad de la ciudad».

La diferencia entre el guía turístico y el profesional la tiene clara. EL primero comparte y transmite sus conocimientos acerca de diferentes ámbitos en los que está especializado sin ánimo de lucro, pues son los propios viajeros los que deciden sus aportaciones económicas, si es que las hay. No es una actividad económica lucrativa y tiene como objetivo expresar la pasión por la cultura del lugar, así como entablar una relación mucho más cercana y divertida en comparación con la que establece un guía profesional, que sí establece un precio por sus servicios».

Crecimiento a buen ritmo

Ésa es su postura en un debate entre unos y otros que no ha estado exento de polémica en las últimas semanas.

El caso es que es el único leonés que, al menos de momento, se anuncia en la citada plataforma, una ‘startup’ valenciana creada en 2017 en la que te das de alta y ofreces tus servicios de guía turístico para todo aquel que esté interesado. Según dicen, pretende copar el mercado internacional antes de que acabe este año, una meta que parece factible por el éxito que está teniendo desde su puesta en marcha. En la actualidad, está presente en 200 ciudades y cuenta con más de 30.000 usuarios registrados. Y el ritmo de crecimiento sigue subiendo.

Entre esas 200 ciudades está León. Enrique Pérez está convencido de que la ciudad, poco a poco, «está empezando a ser una de las ciudades en las que el turismo puede suponer un punto de inflexión en su economía, aunque debemos ser críticos, pues todavía queda un enorme trabajo por hacer para llegar a tener unos datos realmente esperanzadores, pero con el esfuerzo de todos, seguro que podemos encaminar la situación», asegura.

El guía turístico está en internet
Comentarios