viernes. 03.02.2023

la leche más rentable

tres leoneses diseñan el primer sistema de lactación artificial para granjas de conejos. L uis Sevilla, Ana Alonso y Marcos Recio son los tres leoneses emprendedores que han creado Cunilat, el primer sistema de lactación artificial para conejos. Novedad importante para el sector que apuesta por aumentar la productividad y rentabilidad en las explotaciones.
Luis Sevilla, Ana Alonso y Marcos Recio junto con el profesor que ha dirigido el proyecto de Cunilat, Miguel Cervantes.

Luis Sevilla Fernández, Ana Alonso González y Marcos Recio López son los tres leoneses que han diseñado el primer sistema de lactación artificial para conejos, inexistente en la actualidad, lo que supondría un nuevo nicho de mercado.

El nuevo producto para el sector cunícola incrementaría los beneficios en la producción cárnica por el incremento en la productividad de las explotaciones, la reducción de costes de producción y el incremento de la rentabilidad de las instalaciones ganaderas.

Bajo la marca Cunilat se comercializará leche lactoreemplazante en polvo y una máquina para lactación artificial. Estos tres jóvenes aseguran que, dentro del sector primario, la cunicultura es una actividad estable y con proyección de futuro gracias a la mentalidad de los empresarios de este sector, abierto a la innovación y modernización de sus empresas.

Recalcan que los puntos fuertes de su proyecto, presentado al finalizar su máster MBA, y del que los expertos han destacado su viabilidad, son la innovación, la experiencia en el sector, el registro y patentes propias, servicio al cliente especializado y profesional y beneficios que repercuten en la rentabilidad de los clientes.

«Los valores ofrecidos por nuestro negocio son superiores a los que el mercado financiero puede ofrecer, lo que sumado a los recursos propios aportados, hacen de él una inversión atractiva para inversores externos», explican los promotores de este proyecto en el que la seguridad tiene un apartado muy importante.

La idea de negocio consiste en crear un sistema para aplicar lactación artificial en granjas industriales de conejos. Para esto, se construirá una máquina de lactación artificial y fabricará la leche de sustitución en polvo (lacto reemplazante).

«En el mercado actual internacional de la producción industrial de conejos no existe la posibilidad de lactación artificial, como si ocurre en otras especies como rumiantes o porcino, dada la dificultad de desarrollar un lacto reemplazante que cubra las necesidades especiales de la especie, así como el arduo trabajo necesario para desarrollar una tetina especial que sea aceptada por los gazapos», resaltan los promotores del proyecto que ha dirigido el profesor de Márketing e Investigación de Mercados, Miguel Cervantes.

Teniendo en cuenta que los conejos son mamíferos multíparos (tienen una media de 10-15 crías en un solo parto ), añaden, cobra especial interés la idea desde el punto de vista de mejora de la rentabilidad económica de las explotaciones, ya que el hecho de poder amamantar artificialmente a las crías de los conejos permitirá una mayor y mejor viabilidad de las mismas.

La idea surge de dos de los promotores del proyecto que son veterinarios. Así, Ana Alonso González, licenciada en Veterinaria por la ULE, es gerente de una explotaciones cunícola desde hace ocho años, además de otros cinco años de experiencia en el mundo farmacéutico. Además, Luis Sevilla Fernández también se licenció en la ULE y, tras trabajar en alimentación animal para conejos, desde el 2001 es el responsable técnico del grupo Hermi de Alimentación, la segunda mayor empresa comercializadora de carne de conejo de Europa y con una cuota de mercado español del 25%. A ellos se sumó Marcos Recio López, ingeniero técnico Industrial que ha desarrollado su trabajo en el mundo empresarial vinculado a la construcción, con conocimientos en el campo de desarrollo y patentes de nuevos productos a nivel industrial. Actualmente es gerente y copropietario de Cofralia, empresa dedicada a material de encofrado.

«Creemos en el éxito del proyecto ya que el mundo ganadero está evolucionando e industrializándose cada vez más para poder ser competitivo en los mercados cada vez más globalizados», sostienen estos jóvenes quienes añaden que su idea es un aporte novedoso en el campo de I+D+i del sector cunícola y en la modernización y profesionalización del mismo. Hacen hincapié en que el éxito de proyecto viene dado por la complementariedad de los conocimientos y experiencia profesional de cada uno de los promotores. «Nuestra visión del proyecto es llegar a cambiar el modelo de producción cunícola que actualmente existe y ser un referente en la historia de la evolución de la producción industrial de conejos», reconocen estos tres emprendedores.

la leche más rentable
Comentarios