jueves 19/5/22

MÁS ALLÁ DEL OCIO: VIDEOJUEGOS COMO SALIDA PROFESIONAL

TRABAJO. Con casi 3.000 millones de «gamers» en el mundo, ¿pueden los videojuegos ofrecer, además de entreteni-
                      Hay un total de 2.900 millones de jugadores de videojuegos en el mundo. nacho gallego
Hay un total de 2.900 millones de jugadores de videojuegos en el mundo. nacho gallego

175.800 millones de dólares en 2021. Previsiones de 200.000 millones para 2023. 2.900 millones de jugadores. Estas son algunas de las abrumadoras cifras que hay en torno al sector de los videojuegos según Newzoo y el Global Games Market Report (otras fuentes, como DFC Intelligence, sitúan la cifra de jugadores en 3.100 millones).

Con datos así, es normal que haya quienes se interesen por las posibles salidas laborales que hay en el mundo «gamer». Y he aquí una docena de las posibles profesiones o empleos que ofrece esta industria en constante crecimiento.

DISEÑADOR DE VIDEOJUEGOS

Para que un nuevo videojuego nazca, primero debe ser diseñado: el género, la historia, la jugabilidad y un sinfín de detalles deben idearse e ir tomando forma a modo de mecánicas, escenarios, personajes, ambientación, y mucho más.

El diseñador de videojuegos es, por tanto, la mente pensante detrás de cualquier juego. Una profesión imprescindible y, según una nota de prensa del IESE (Instituto de Estudios Superiores de la Empresa), «una de las profesiones más demandadas por los fans».

DESARROLLADOR O PROGRAMADOR

A veces, el desarrollador de videojuegos es la misma figura que el diseñador, hasta el punto de que se las considere en ocasiones partes de una misma y muy demandada profesión. De hecho, desde IESE lo consideran «uno de los empleos con más competencia».

Sin embargo, aunque sean muchos los profesionales que aúnan ambas disciplinas, requieren de conocimientos muy distintos. Porque si bien el diseñador es la mente que tiene la idea, el desarrollador es el cerebro que la hace funcionar.

Por ello, está profesión va también de la mano de los ingenieros informáticos y programadores o arquitectos de software, encargados de que la idea se materialice en forma de código, dando lugar a un producto jugable y funcional.

DIRECTOR O PRODUCTOR

El director es una figura de nuevo ambigua, tanto que en occidente su rol suelen adoptarlo el diseñador o el productor, aunque en Japón es más habitual que exista de manera concreta el director, cual capitán del proyecto y encargado de guiar en los aspectos creativos y las decisiones importantes.

En cuanto al productor, puede ser interno o externo. El interno haría, efectivamente, las veces de director, supervisando el proyecto. El externo, que suele estar vinculado a las distribuidoras de videojuegos, ejerce normalmente de productor ejecutivo negociando presupuestos, financiación, contratos, y otros aspectos necesarios para que el videojuego se lance con éxito.

ARTISTA GRÁFICO O ANIMADOR

Otro de los aspectos fundamentales de un videojuego es el apartado visual, en el que el público es cada vez más exigente gracias a los avances tecnológicos que permiten gráficos impactantes e innovadores.

Los artistas son los encargados de dibujarlo todo: personajes, escenarios, objetos… Mientras que los animadores son los que logran que todo lo anterior cobre vida en forma de movimientos o efectos especiales. Una vez más, estamos ante dos profesiones que muchas veces se fusionan en un solo rol.

GUIONISTA O ESCRITOR

Aunque a veces el diseñador de un videojuego se encargue del guión, en muchos proyectos es habitual que sean escritores los que ejerzan de guionistas a la hora de redactar, tanto los diálogos de los personajes como los textos con los que el jugador pueda interactuar.

Además, también hay escritores técnicos encargados de elaborar los manuales, guías, y toda la documentación necesaria de un videojuego.

INGENIERO DE SONIDO O MÚSICO

A día de hoy, otro de los aspectos más esenciales de un videojuego junto con el apartado visual y la historia, es el sonido. Y en este ámbito, entran varias facetas.

Por un lado, están los ingenieros de audio, encargados de toda la banda sonora del videojuego como, por ejemplo, los efectos de sonido (en el entorno, movimientos, ataques, poderes, armas, voces…).

Por otro lado, hay que tener también en cuenta el apartado musical: son muchos los videojuegos cuyas bandas sonoras son memorables. A veces, la misma persona que idea y desarrolla los sonidos, se encarga de crear la música. En otras ocasiones, el compositor es una figura independiente.

ACTOR DE VOZ

De la mano del sonido, está la voz. Los personajes, en muchas ocasiones, hablan, y otras veces los videojuegos cuentan con narradores o comentaristas dentro de la historia, o incluso con voces de ambiente.

Y ahí es donde entran los actores de voz o de doblaje. Tanto actores para dar voz al juego en el idioma original, como dobladores a otros idiomas... y por supuesto, muchas veces serán necesarios también cantantes que puedan interpretar los temas de la banda sonora que lo necesiten.

TRADUCTOR O INTÉRPRETE

Una vez que el juego ya ha sido diseñado, programado, tiene personajes, voz y sonido, seguramente este será solo en su idioma original. Para romper las barreras idiomáticas hay que ir un paso más allá.

Es ahí donde entran en juego los traductores, encargados de pasar los textos del videojuego a otros idiomas; y los intérpretes, que hacen lo propio con los diálogos de los personajes y narradores.

A veces, esta traducción se hará sólo mediante subtítulos, pero en otros casos el juego se doblará a otros idiomas, lo que multiplica la necesidad de actores de voz.

PROFESIONAL DEL MARKETING

Para que un juego tenga éxito, no basta con crear un buen producto: también hay que saber venderlo. Para ello, son necesarios profesionales del marketing, publicidad, relaciones públicas, ventas… Y un largo etcétera.

Aquí entran en juego, por tanto, múltiples profesiones: «community managers» (encargados de las redes sociales), responsables de prensa para las relaciones con los medios, publicistas que realizan campañas y anuncios, organizadores de eventos, etc.

Aunque a veces un mismo profesional asuma varios de estos roles, en muchos casos hay un especialista para cada uno de estos aspectos.

JUGADOR PROFESIONAL Y «BETA TESTER»

Los «beta tester» o probadores son profesionales, son quienes juegan al videojuego exprimiéndolo al máximo para hacer un exhaustivo control de calidad, detectando posibles errores y analizando la experiencia de juego.

Y luego están los jugadores profesionales que, en el ámbito de los deportes electrónicos, están en auge y cada vez más extendido. Tanto, que ha dado lugar a una faceta competitiva y deportiva de los videojuegos.

Competiciones, torneos, ligas… Los jugadores profesionales, a veces independientes y otras por equipos, son los protagonistas de todos estos eventos. Y, además, junto a ellos hay otros profesionales de los eSports: entrenadores, coaches, analistas de esports, managers… Como en cualquier otro deporte.

«CASTER»

Solo un nombre, dos palabras: Ibai Llanos. ¿Les suena? Pues, efectivamente, esta es la profesión con la que empezó a crecer: caster. Lo que viene a ser un narrador comentarista deportivo como los de toda la vida, pero enfocado a los eSports y a los eventos y competiciones de videojuegos.

Alguien capaz de relatar los aspectos más importantes de la competición y mantener a la audiencia enganchada.

CREADOR DE CONTENIDO

En esta última profesión nos encontramos con la faceta «influencer» de los videojuegos: Auronplay, El Rubius, Willyrex, Vegetta777… Son solo algunos nombres de «streamers» y «youtubers» conocidos de esta profesión.

Los creadores de contenido, como su propio nombre indica, comparten en sus canales o retransmisiones, material relacionado con los videojuegos, principalmente sus partidas e impresiones, atrayendo a la audiencia hacia esos juegos.

MÁS ALLÁ DEL OCIO: VIDEOJUEGOS COMO SALIDA PROFESIONAL
Comentarios