domingo 25/10/20

LOS MEJORES 35 MENORES DE 35

PREMIO. El instituto americano de ingenieros químicos ha seleccionado a César de la Fuente como uno de los mejores profesionales menores de 35 años que han alcanzado ya altas metas en sus carreras
El investigador César de la Fuente, que recibe una nueva distinción científica. dl

Jóvenes ingenieros químicos que han realizado contribuciones significativas a la profesión, han alcanzado altas cotas en sus investigaciones, están «motivados, comprometidos y socialmente activos». Son las razones por las que la Asociación Americana de Ingenieros Químicos (Aiche) concede los premios 35 under 35, destinados a los investigadores más destacados menores de esa edad. Entre ellos, en la edición de este año, está César de la Fuente, que une así una nueva distinción a su ya amplia lista de galardones.

La Aiche, junto con el Comité de Jóvenes Profesionales, destaca así a quienes han realizado contribuciones significativas al instituto y a la profesión de la ingeniería química, que «representan la amplitud y diversidad que ejemplifica esa actividad».

Los ganadores de los premios fueron seleccionados por sus logros en una de siete categorías: bioingeniería, químicos y materiales, educación, energía y medio ambiente, innovación y espíritu empresarial, liderazgo y seguridad.

Ádemás del premio los destacados con esta distinción participan en las actividades de la Aiche, que da publicidad también a los trabajos que están realizando.

César de la Fuente es profesor asistente presidencial en la Universidad de Pensilvania, donde dirige la cátedra de Bioingeniería, Microbiología y Psiquiatría, el Grupo de Biología Computacional para integrar biología sintética, automatización, informática e inteligencia artificial.

La asociación química destaca que «el profesor De la Fuente es pionero en la informatización de sistemas biológicos, buscando expandir el repertorio de la naturaleza para construir herramientas moleculares sintéticas novedosas e idear terapias que la naturaleza no había descubierto previamente».

El Grupo de Biología Computacional, destaca la asociación de químicos, tiene como objetivo desarrollar herramientas y medicamentos hechos a través de ordenadores, que repondrán el actual arsenal de antibióticos. De la Fuente fue nombrado Boston Latino 30 Under 30, Wunderkind de 2018 por STAT News, Top 10 Under 40 de 2019 por GEN, Top 10 MIT Technology Review Innovator Under 35 (España), y recibió el premio Premio Joven Investigador de la Sociedad de Ingenieros Profesionales Hispanos 2019.

También ha sido reconocido por MIT Technology Review en 2019 como uno de los principales innovadores del mundo por «digitalizar la evolución para fabricar mejores antibióticos».

Sus descubrimientos científicos han producido más de 70 publicaciones revisadas por pares y múltiples patentes. El profesor De la Fuente tiene como objetivo desarrollar las primeras herramientas y medicamentos hechos por ordenador del mundo.

César de la Fuente se graduó en la primera promoción de biotecnológos de la Universidad de León en 2009, y en el Campus de Vegazana comenzó una brillante trayectoria investigadora.

El mes pasado el investigador recibió el premio Nemo, de Penn Health-Tech, para desarrollar su prototipo de detección rápida del virus en papeles que se integran en las mascarillas y que puede capturar partículas virales en el aliento de una persona, y luego dar un resultado en cuestión de segundos cuando se lleva a un sitio de prueba. Un método no sólo rápido,sino barato, desarrollado a través de un innovador sistema de electroquímica.

El prototipo desarrollado por el investigador obtiene así una dotación de 80.000 euros de este primer Premio Nemo de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas para avanzar con él.

LOS MEJORES 35 MENORES DE 35
Comentarios