martes 26/10/21

Toda la dieta al desnudo

Cálculo rápido de polifenoles. Un equipo del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública del Ibiomed de la Universidad de León patenta un algoritmo que reduce de ocho meses a pocas horas el cálculo del consumo de polifenoles en la dieta diaria.
                      Facundo Ezequiel Vitelli maneja el programa con el algoritmo que calcula la cantidad de polifenoles que hay en una dieta. marciano pérez
Facundo Ezequiel Vitelli maneja el programa con el algoritmo que calcula la cantidad de polifenoles que hay en una dieta. marciano pérez

Un equipo del departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública del Ibiomed de la Universidad de León ha desarrollado un programa que acelera el cálculo del consumo de polifemores en la dieta de una persona. Esta tecnología permite analizar el porcentaje total de polifenoles que consume cada día una persona y detectar en pocos minutos el potencial riesgo para su salud si sigue con una dieta baja en estos compuestos alimenticios. El algoritmo desarrollado acelera el proceso de búsqueda no sólo en tiempo sino también en la cantidad de los 9.000 compuestos de este tipo que existen y que están presentes en determinados alimentos. Antes del desarrollo de esta herramienta tecnológica, el proceso era manual y el tiempo medio para conseguir los mismos resultados se prolongaba entre ocho y nueve meses. Ahora se puede conseguir en tres horas. «Con una base de datos con la dieta diaria que hace una persona podemos saber de qué se alimenta y extrapolar la cantidad de polifenoles que consume y, de esa manera, anticipar el riesgo de desarrollar una enfermedad», explica el profesor e investigador principal Facundo Ezequiel Vitelli Stotelli. El equipo del Ibiomed tiene la licencia de esta tecnología que ya utilizan otros grupos de investigación en distintos países. Tras el desarrollo de este sistema innovador de cálculo, el Ibiomed tramita una segunda licencia con otra fase del programa que no sólo se limita al cálculo de los polifenoles, sino que analiza en poco todos los compuestos que se ingieren en una dieta y la cantidad de cada uno de ellos. Este cálculo rápido permitirá anticipar el riesgo que tiene una persona de padecer enfermedades según la dieta que sigue. Un avance para los estudios epidemiológicos en la población.

Los polifenoles son productos fitoquímicos secundarios de las plantas que no pueden ser producidos por el organismo humano y que son ingeridos a través de la dieta de frutas y verduras. «Estos compuestos han demostrado poseer propiedades terapéuticas en una amplia variedad de enfermedades como el cáncer, enfermedades cardiovasculares, reumatismos y osteoporosis, entre otras.

Existen más de 8.000 compuestos fenólicos y los estudios in vitro e in vivo sólo pueden estudiar pocos compuestos simultáneamente, por lo que el coste de sus ensayos y el tiempo de ejecución es muy elevado», explica Vitelli.

La gran variedad, clases y subclases de los polifenoles ha dificultado siempre a la bioinformática conocer todos los compuestos que forman parte de una determinada dieta. Con esta patente ese problema queda eliminado. «Este cálculo hasta ahora podía demorarse entre 8 y 10 meses para cada estudio que principalmente se centraban en el análisis de dos o tres tipos de polifenoles (flavonoides, lignanos y estilbenos) de las cinco familias de compuestos fenólicos, por lo que quedaban por estudiar muchos de ellos. Eran estudios incompletos».

Para solucionar este problema, el equipo de la Universidad de León ha creado el programa PLP®, un algoritmo capaz de generar estas bases de datos y realizar los cálculos en tan sólo tres horas. «Esta capacidad de cómputo permitió analizar las cinco familias, y sus respectivas clases y compuestos, y de descubrir nuevos compuestos que podrían reducir el riesgo de desarrollar el cáncer de mama, de estómago y enfermedades cardiovasculares».

La rapidez del cálculo lleva a otros grupos de investigación nacionales e internacionales como el MCC-Spain, Predimed-Plus, Predimar y StoP-Project a realizar colaboraciones para usar algoritmo, que ya se ha empleado en catorce estudios en distintas partes del mundo como México, Italia, Portugal, Grecia y Rusia.

«Esta capacidad de realizar el cálculo sobre todos los polifenoles conocidos con tanta velocidad permite descubrir nuevos compuestos que pueden despertar el interés de otros investigadores a llevar a cabo estudios para conocer los efectos aún desconocidos en la salud.

El algoritmo desarrollado por el equipo de la Universidad de León reduce considerablemente el tiempo de cálculo de polifenoles en la dieta y amplia el número de los compuestos que detecta. «En los estudios in vitro se pueden analizar uno o dos al mismo tiempo, con este programa se pueden investigar todos».

El programa redujo a doce semanas el tiempo de cálculo de los 17 estudios del proyecto Stop-Proyect «pero podemos hacerlo en diez días». El equipo encontró compuestos de polifenoles que reducen el cáncer de mama «pero no tenemos otros estudios con los que contrastar».

El algoritmo PLP-Scrap mejora el método de cálculo de los polifenoles y puede aplicarse a otros estudios epidemiológicos que se quieran realizar para analizar el consumo de los alimentos.

Actualmente, se aplica esta herramienta a otros estudios y al análisis de la aplicación de este algoritmo para extrapolar el impacto medioambiental de nuestra dieta.

El informe Alimentos, Planeta, Salud. Dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles publicado en el año 2019 y del que se hace eco el Ministerio para la Transición Ecológica y el reto Demográfico recoge que «el consumo mundial de frutas, vegetales, frutos secos y legumbres deberá duplicarse, y el consumo de alimentos como la carne roja y el azúcar deberá reducirse en más del 50%. Una dieta rica en alimentos de origen vegetal y con menos alimentos de origen animal confiere una buena salud y beneficios ambientales». También concluye que una dieta sana y sostenible supone 300 gramos de carne a la semana. Sin embargo, en España se consume más de 250 gramos al día.

¿Dónde hay polifenoles?

Los polifenoles son componentes presentes en las plantas y en los alimentos vegetales. Hay varias clases y subclases y los principales son los ácidos fenólicos, estilbenos, lignanos, alcoholes fenólicos y flavonoides. Todos son grandes conocidos de los expertos en nutrición su efecto antioxidante, relacionado con una mayor protección de la salud y la prevención de algunos tipos de cánceres, enfermedades de del corazón, degenerativas, osteoporosis y diabetes, entre otras.

Una de las principales fuentes de polifenoles es el aceite de oliva, aunque un estudio publicado en la revista European Journal Clinic of Nutrition identificó en el año 2010 los 100 alimentos que más polifenoles contienen. Entre esos alimentos están frutas como las uvas, fresas, frambuesas, granada y arándanos. Verduras como la remolacha y berenjena. Hortalizas como tomate, cebolla, ajos y pimientos. Legumbres como lentejas, judías, guisantes y soja. El trigo y otros cereales integrales. Frutos secos y semillas, té y mate. Los especialistas recomiendan que el aporte de polifenoles se realice con los alimentos y sólo se recurran a los suplementos cuando el médico lo aconseje.

El algoritmo desarrollado por el equipo de la Universidad de León ayuda a conocer en pocas horas el aporte que cada persona recibe de estos componentes en su dieta diaria y así prevenir enfermedades.

Toda la dieta al desnudo
Comentarios