jueves 19/5/22

TODO ESTÁ A UN CUARTO DE HORA

CAMBIO URBANÍSTICO. La ‘ciudad de 15 minutos’, donde todo está cerca, incluido el trabajo y en la que sus habitantes dispondrán de todo en las proximidades de sus residencias, se está convirtiendo en realidad, con Gran Bretaña y Estados Unidos encabezando el cambio
                      Dos empleadas en un centro de trabajo compartido. iwg
Dos empleadas en un centro de trabajo compartido. iwg

Los especialistas en organización de empresas coinciden en que la covid-19 ha transformado el modo en que las entidades utilizarán de sus espacios de trabajo en el futuro, al constatar cómo sus empleados pueden mantener su compromiso y productividad utilizando un modelo de trabajo híbrido: en casa, en una oficina local y, ocasionalmente, en una sede corporativa.

Algunas organizaciones, como IWG (uno de los mayores operadores de espacios de trabajo equipados y compartidos o centros de ‘coworking’) van más allá y pronostican que el futuro laboral girará en torno al concepto de «trayecto de 15 minutos al trabajo», con todos los servicios clave a corta distancia de casa.

Según una encuesta de esta firma (www.iwgplc.com) a 501 directivos de empresas del FTSE 250 (índice bursátil de 250 empresas que figuran entre las más grandes en el Reino Unido), el número de empresas de ese índice que apuestan por un modelo de oficina híbrido es tres veces mayor que antes de la pandemia.

Un tercio de los encuestados afirma que toda su plantilla trabaja a distancia y dos de cada cinco se muestran ahora más abiertos a adoptar esta forma flexible de trabajar, para facilitar el cuidado de los hijos o el ejercicio físico durante las horas de luz, según IWG.

Se ha observado que las grandes empresas están reevaluando sus espacios de oficina, buscando reducir su tamaño y planeando trasladarse o invertir en oficinas compartidas y que muchas compañías han adoptado una estructura más descentralizada tipo ‘hub and spoke’ (oficinas en el centro y en la periferia de las ciudades).

Casi la mitad de las empresas del FTSE 250 encuestadas considera trasladar sus sedes a aquellas áreas donde comúnmente reside su plantilla, en una tendencia que se está implantando en el mundo, según esta firma con oficinas centrales en Zug, Suiza.

Destaca IWG que la pandemia también ha causado un éxodo de oficinas situadas en el centro de las ciudades, hacia otras zonas.

Su encuesta desvela que un espacio de trabajo más cercano al hogar es una prioridad a largo plazo para los trabajadores, que quieren mantener la reducción de los desplazamientos y el aumento del tiempo en familia que experimentaron en 2020.

De hecho, tres de cada cuatro empleados afirma que una ubicación más cercana a su casa es un requisito imprescindible de cara a su próximo cambio de trabajo, según esta firma.

La ‘ciudad de 15 minutos’ es un modelo urbano en el que los habitantes de esas zonas dispondrán de los servicios y de todo lo que necesiten, en cuanto a trabajo, atención sanitaria, comercios, ocio y otros sectores, de un modo cercano a sus propias residencias y dentro de un radio que requiere efectuar desplazamientos de alrededor de un cuarto de hora de media.

La ciudad británica de Brighton evoluciona hacia este modelo. Sus habitantes podrán acceder a la mayoría de sus necesidades esenciales para vivir, consumir, trabajar, hacer negocios y vida social y familiar y divertirse, realizando unos trayectos de escasa duración y dando prioridad a los desplazamientos a pie o en bicicleta.

En un cuarto de hora un ciudadano podrá llegar a todo los lugares clave para desarrollar su vida diaria: gimnasios, espacios de trabajo compartido, centros educativos, sitios de atención sanitaria, parques y zonas verdes, estaciones de tren, hoteles y casas de huéspedes, bares, cafés y restaurantes, farmacias, teatros y lugares para conciertos, calles comerciales y aparcamientos.

BIENESTAR Y CONTAMINACIÓN

Este concepto lo vienen defendiendo los planificadores urbanos desde hace años, con Gran Bretaña y Estados Unidos a la cabeza de este cambio, y muchos países siguiéndoles de cerca en esta tendencia urbanística, según IWG.

Ahora este concepto está a punto de convertirse en una realidad en muchos lugares del mundo, destaca esta firma, que ha puesto en marcha un proyecto conjunto con el estudio de arquitectura B&H, para investigar la aplicación de este modelo en Brighton (Reino Unido) y Washington DC (Estados Unidos).

«Los empleados se han dado cuenta de que las horas perdidas en el traslado a una oficina en la que no necesitan estar, mientras que las compañías han visto que un modelo híbrido conlleva, además de unos empleados más satisfechos y comprometidos, un importante ahorro de costes», según Mark Dixon fundador y director ejecutivo (CEO) de IWG.

«El trayecto de 15 minutos al trabajo se está consolidando en todo el mundo, y las claves son las mismas vayas donde vayas, como se puede constatar en nuestro proyecto de Brighton», confirma por su parte Doug Demers, director general en B&H.

«Las principales ventajas que una persona disfrutará viviendo y trabajando en una ciudad de este tipo podrían sintetizarse así: menos gastos y contaminación, más vida social y familiar, productividad y bienestar, y mejor calidad de vida» explica a Efe Philippe Jiménez, director nacional (country manager) de IWG en España.

Adelanta que este concepto evitará a los trabajadores los largos desplazamientos hasta el centro de trabajo, las dificultades para encontrar un equilibrio entre la vida personal y laboral, los altos costes y el tiempo perdido relacionados con el transporte, la fatiga derivada del desplazamiento al trabajo y, en algunos casos, la falta de parking o transportes públicos cerca de la oficina.

TODO ESTÁ A UN CUARTO DE HORA
Comentarios