domingo 24/10/21

Los 27 debaten qué relación tener con un Afganistán en manos talibán

El régimen islamista dice que China será su principal socio para llegar a los mercados
Pakistán quiere cerrar su frontera a los afganos, que hacen cola. STRINGER

Los ministros de Defensa y de Asuntos Exteriores de la Unión Europea se reunieron ayer en Eslovenia en un encuentro marcado por los últimos acontecimientos en Afganistán con la llegada al poder de los talibanes y en el que uno de los puntos a tratar es qué relación debe tener el bloque con el régimen islamista.

La cita, que se desarrolla en la ciudad eslovena de Kranj, reunió primero a los titulares de Defensa, que analizaron las misiones militares actuales de la UE, como la iniciada en julio en Mozambique, y continuaron con el debate estratégico sobre el futuro de la política de seguridad y defensa comunitaria.

En la palestra, la creación de un cuerpo de acción rápida europeo que cuente con unos 5.000 efectivos, una idea sobre la que llevan trabajando un tiempo pero que la operación de evacuación del aeropuerto de la capital afgana volvió a poner encima de la mesa.

El Alto Representante de Política Exterior y Seguridad Común, Josep Borrell, considera que la necesidad de una defensa europea más potente ha quedado «más clara que nunca» a raíz de la situación en Afganistán y confía en que esta crisis actúe como «catalizador» para trabajar en esa dirección. También la ministra de Defensa española, Margarita Robles, sostiene que toda la comunidad internacional debe tener «una única voz de vigilancia activa y de presión» al régimen talibán y no puede aceptar que Afganistán se convierta de nuevo en «refugio» del terrorismo internacional.

Con la primera fase de la evacuación finalizada, en la que la UE ha sacado a 520 personas de su personal local, se tratará de abrir «vías seguras» para ciudadanos afganos que quieran salir del país, el envío de ayuda humanitaria, el futuro de la ayuda al desarrollo o las implicaciones en la seguridad de la región. Un alto funcionario de la UE explicó que es «obvio» que el bloque tendrá que tener contactos con los islamistas, y «no sólo para cuestiones como la seguridad del aeropuerto». «Los talibán estarán en el futuro de Afganistán y serán una parte importante del futuro gobierno, así que tenemos que tener relaciones con ellos a diferentes niveles y la relación final dependerá de las decisiones que tomen los insurgentes».

«Si van en la dirección de imponer un emirato como el de hace veinte años tendremos problemas extraordinarios para tener cualquier tipo de relación. Depende de ellos decidir hasta dónde podemos ir», explica. La UE pide respeto de los derechos fundamentales de mujeres y niñas.

Los talibanes admiten que en el Gobierno no habrá mujeres y que China será su principal socio. Pekín será «nuestro salvoconducto» para llegar a «los mercados de todo el mundo», aseguró el portavoz del grupo islamista, Zabihulá Muyahid, que por si a alguien le quedaba alguna duda, se encargó de aclarar cuál será la potencia que ocupará el vacío dejado por Estados Unidos tras su atropellada marcha de Afganistán: China, mientras la crisis de refugiados se recrudece por la intención de Pakistán de cerrar sus fronteras.

Los 27 debaten qué relación tener con un Afganistán en manos talibán
Comentarios