miércoles 30/9/20

Los acuerdos árabes con Israel ponen a la dictadura de Irán contra las cuerdas

Irán se enfrenta a partir de ahora a una alianza de sus enemigos y vecinos regionales, auspiciada por Estados Unidos, que va a reforzar el asedio a la República Islámica en un momento delicado en el que el país tiene poca capacidad de reacción. Líder del llamado Eje de Resistencia contra Israel, que agrupa a los movimientos libanés Hizbulá y palestino Hamás y a Siria, Irán ha calificado los acuerdos de Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin con el Estado judío como «una traición» al pueblo palestino; pero la preocupación va más allá. Se ha producido un cambio de tendencia: «Los gobiernos árabes de la región se orientan de la confrontación con Israel a la confrontación con Irán», apunta el catedrático de ciencias políticas de la Universidad Azad de Teherán, Mehdi Motaharnia.

El antagonismo entre Irán y los países del Golfo, especialmente Arabia Saudí, EAU y Baréin, se ha acentuado en los últimos años, lo que ha sido aprovechado por EE. UU. para que sus aliados árabes unan filas con Israel. Aunque oficialmente el acuerdo para restablecer relaciones diplomáticas entre Israel y EAU y Baréin, no ha sido diseñado como una coalición anti-iraní, el Gobierno bareiní fue muy claro ayer sobre esa opción. Su ministro del Interior, Rashid bin Abdalá al Jalifa, dijo que el pacto con Israel, anunciado el pasado día 11, crea «alianzas sólidas frente a peligros potenciales» como Irán, al que acusó de ser «una amenaza constante» para la seguridad.

Los acuerdos árabes con Israel ponen a la dictadura de Irán contra las cuerdas