miércoles. 08.02.2023
Según la presidencia griega la UE seguirá a la ONU

Alemania y Francia desean una segunda resolución sobre Irak

Tanto Francia como Alemania se manifestaron ayer a favor de que el Consejo de Seguridad de la ONU proporcione un segundo dictamen sobre el caso de Irak de forma previa a un hipotético ataque arm
Miembros del Ejército norteamericano durante unas maniobras realizadas ayer en el desierto de Kuwait
Confrontado a la peligrosa eventualidad de una invasión militar a Irak, el canciller alemán, Gerhard Schroder, se pronunció ayer por primera vez a favor de una segunda resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para dar luz verde al ataque, aunque evitó dar detalles sobre el posible comportamiento de Alemania al respecto. En el caso de una segunda votación, la decisión del Gobierno germano tendrá que tomar en cuenta el pensamiento de los Verdes, que aprobaron el pasado lunes un importante documento político donde reviven suposición pacifista y sugieren que Alemania debe votar en la ONU en contra de una invasión. Después de oponerse categóricamente a una invasión militar y calificar como una «aventura» los planes militares de Estados Unidos en Irak, Schroder destacó en Berlín que los socios europeos de Alemania y otros países miembros del Consejo de Seguridad estaban a favor de una nueva resolución. «Pienso que esto es razonable», remarcó el canciller y añadió que su Gobierno no enviaría soldados alemanes a combatir en la guerra. Por su parte, Francia no se someterá a «ninguna presión» en la crisis iraquí, según afirmó ayer su primer ministro, Jean-Pierre Raffarin, e instó a «intentarlo todo contra la guerra». El jefe del Ejecutivo conservador recalcó que Francia va a conservar su libertad de decisión y «asumirá sus responsabilidades según su conciencia». «No nos dejaremos someter a ninguna presión», afirmó Raffarin, y señaló que, a juicio de París, un eventual uso de la fuerza contra Irak requeriría «otra deliberación» del Consejo de Seguridad. En ese mismo sentido, Papantoniu señaló haber constatado «en las últimas semanas que hay un consenso de posturas entre los líderes Alemania, Gran Bretaña y Francia, en comparación a la situación que reinaba unos meses atrás». En opinión de Papantoniu, «todos coincidimos en que hay que seguir sin desviarse las gestiones de la ONU». Mientras tanto, el presidente de EE. UU., George W. Bush, dijo ayer estar «harto» de los engaños de Irak y advirtió de que su tiempo se acaba.

Alemania y Francia desean una segunda resolución sobre Irak
Comentarios