jueves. 09.02.2023

Unas 10.000 personas se manifestaron ayer en la ciudad de Magdeburgo, en el este de Alemania, contra la extrema derecha bajo el lema «Milla de la democracia», informaron fuentes policiales y de la administración local.

Con una cadena humana, piquetes, puestos de información y un colorido programa, los participantes protestaron contra la marcha que celebra anualmente la extrema derecha en esta ciudad, y a la que este año se prevé acudan unos 1.200 neonazis de toda Alemania, según cálculos de la policía.

El ultraderechista Partido Nacional Democrático Alemán (NPD) convoca esta marcha desde hace años, coincidiendo con el aniversario del bombardeo aliado de Magdeburgo el 16 de enero de 1945 pocos meses antes del final de la II Guerra Mundial, en el que murieron unas 2.500 personas.

El alcalde de Magdeburgo, Lutz Trümper, y el ministro de Cultura del estado federado de Sajonia-Anhalt, Stephan Dorgerloh, subrayaron en la inauguración de la ya cuarta «milla», que la ciudad y sus más de 150 iniciativas pretenden dar una señal contundente en la lucha contra la extrema derecha y la xenofobia.

Choques. Para evitar posibles enfrentamientos, la policía desplegó más de 2.000 agentes de Sajonia-Anhalt y otros siete estados federados, mientras varios helicópteros velaron por la seguridad desde el aire. En esta «Milla de la democracia», que transcurrió sin mayores incidentes, estuvieron presentes también el líder de los socialdemócratas alemanes, Sigmar Gabriel, la copresidenta de Los Verdes, Claudia Roth, y la presidenta de La Izquierda, Gesine Lötsch. Todos ellos exigieron en sus intervenciones la prohibición del NPD y elogiaron el compromiso de los habitantes de Magdeburgo en la lucha contra la extrema derecha. «La gran resonancia de este evento demuestra que los habitantes de Magdeburgo no sacrifican su ciudad y que luchan por la democracia», declaró Gabriel. Magdeburgo resultó gravemente dañada por los bombardeos de enero de 1945, que destrozaron aproximadamente el 90 por ciento de su centro histórico y cuyo objetivo fue la industria pesada y las fábricas de tanques, vitales para la guerra.

Alemania se manifiesta contra la ultraderecha
Comentarios