sábado. 03.12.2022

efe | bangkok

Un potente tóxico, identificado como VX y catalogado como arma química, causó la muerte en Malasia de Kim Jong-nam, hermano mayor del líder norcoreano, Kim Jong-un, revelaron ayer las autoridades, que investigan cómo el veneno llegó al país.

El equipo del Departamento de Química de la Policía local señaló en un informe preliminar, citado por las autoridades, que hallaron rastros del citado agente nervioso en el rostro y ojos del fallecido.

Un grupo de agentes rastreó ayer los lugares donde las dos sospechosas detenidas por el crimen manipularon el VX antes de restregar con el tóxico en un pañuelo la cara de Kim Jong-nam el pasado 13 de febrero en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

El inspector general de la policía, Khalid Abu Bakar, afirmó que una de las mujeres bajo custodia tuvo «vómitos» y otros síntomas de envenenamiento tras lo sucedido.

A pesar de ello, el jefe policial aseveró que no hay peligro para los usuarios de la terminal 2 donde ocurrió el incidente.

«Aún no lo sabemos (si el VX fue fabricado o introducido en el país). Tratamos de averiguarlo, pero si fue una cantidad muy pequeña, hubiera sido difícil de detectar», apuntó el oficial a los medios, informó el diario The Star.

El VX, considerado un arma química por la ONU, es un líquido aceitoso incoloro que no tiene olor ni sabor y está considerado como uno de los agentes nerviosos sintetizados más letales.

Kim Jong-nam falleció de camino al hospital pocas horas después de ser envenenado por esta arma química, utilizada en la guerra entre Irak e Irán en la década de 1980 y cuya producción está prohibida.

Las autoridades malasias continúan identificando a la víctima como un «ciudadano norcoreano», a la espera de que un familiar reclame el cadáver para cotejar el ADN.

El Gobierno de Corea del Sur insistió desde el primer momento en que Kim Jong-nam fue asesinado por el régimen de Pyongyang, y calificó el crimen de «acto terrorista».

Un arma química mató a Kim Jong-nam
Comentarios