domingo. 14.08.2022

Los asesores de Pence se despidieron de su familia en el asalto al Capitolio

El Comité del 6 de enero que investiga a Trump se despide hasta septiembre

¿Dónde estaba Donald Trump durante las tres horas críticas en las que sus seguidores vandalizaron el Capitolio en busca del vicepresidente y los líderes del Congreso para lincharlos? ¿En la famosa Sala de Tensión destinada a los momentos de crisis? ¿Reunido en el Despacho Oval? No, en el comedor, viendo la tele. Para visualizar la escena, el comité bipartidista que investiga la insurrección, mostró anoche, en su última audiencia de la temporada, una maqueta del Ala Oeste que ilustra hasta lo que veía en ese momento en las pantallas: el asalto en tiempo real a través de Fox News. Todo el mundo en la Casa Blanca entendía lo que estaba pasando. «Estábamos en shock», admitió asesor de seguridad nacional al que el Comité garantizó el anonimato. «Todos sabíamos lo que implicaba. Aquello ya no era una manifestación. Si Trump iba al Capitolio se iba a convertir en un golpe, en una insurrección». Y de ahí que todos trataran de impedirlo. Trump no llegó a leer la declaración que le redactaron, sino «lo que le salió de la manga». Empezó echando más leña al fuego, repitiendo la mentira del fraude que había propiciado la violencia. «Os entiendo, sé lo que duele. Nos han robado las elecciones», les aplaudió. «Os amamos, sois muy especiales, pero ahora tenéis que iros a casa». Y Pence, que había sido leal a Trump durante toda la presidencia, decidió ese día que hasta ahí había llegado. Temeroso de que el mandatario hubiera enviado a los Servicios Secretos a secuestrarle, se negó a subir a la limusina cuando empezó la violencia y quisieron evacuarle. «¡Pence se ha plegado, colgad a Mike Pence!», gritaba la turba. Tan escalofriante era la situación que los miembros de su equipo «comenzaron a temer por sus propias vidas» y llegaron a despedirse de sus seres queridos, contó el asesor de seguridad nacional que testificó desde el anonimato. «Hubo muchos gritos, muchas llamadas personales por radio», recordó traumatizado. «Hubo llamadas a sus familiares para despedirse».

Los asesores de Pence se despidieron de su familia en el asalto al Capitolio
Comentarios