miércoles. 17.08.2022

El avance ruso se ralentiza en el Donbás a la espera de refuerzos de Moscú

Según EE UU, Rusia sólo sería capaz de sostener dos operaciones ofensivas simultáneas

El Ejército ruso sigue sin lograr apenas avances territoriales en la región de Donetsk casi un mes después de proclamar su victoria en la vecina Lugansk, a la espera de refuerzos en forma de batallones de voluntarios de varias regiones rusas.

El Estado Mayor General de Ucrania admitió ayer que el enemigo concentra sus esfuerzos ofensivos en lograr «el control total» del Donbás, pero que no ha logrado progresar en dirección a los bastiones ucranianos en Donetsk.

Desde principios de julio, el único éxito ruso, según reconocieron Kiev y los separatistas prorrusos, ha sido la toma esta semana de la central eléctrica de Uglegórskaya por un comando de la temida compañía privada rusa Wagner, especializada en el asalto de instalaciones energéticas en Siria y el norte de África.

Según el parte de guerra ucraniano, tropas rusas intentaron en vano avanzar hacia las estratégicas localidades de Siversk y Bajmut, que conducen directamente a Sloviansk, una de las últimas plazas fuertes ucranianas, junto a Kramatorsk.

Según informa el Instituto estadounidense de Estudios de la Guerra, el Ejército ruso sólo sería capaz en estos momentos de sostener en el frente simultáneamente esas «dos operaciones ofensivas significativas». Las fuerzas rusas buscaron «los puntos débiles» de la defensa ucraniana en esos dos ejes, pero sólo lograron un «éxito parcial» en las afueras de la localidad de Pik, donde un destacamento enemigo ha fortificado sus posiciones.

Y continuaron martilleando las posiciones ucranianas en las localidades adyacentes a Sloviansk y Kramatorsk, además de la ciudad de Avdiivka, en las afueras de la capital regional de Donetsk, que las milicias rusas intentan cercar desde hace semanas.

Además, los militares rusos estarían creando las condiciones para reanudar una ofensiva a gran escala y bloquear el acceso de Ucrania al mar Negro, precisa el parte de guerra.

El avance ruso se ralentiza en el Donbás a la espera de refuerzos de Moscú