domingo. 29.01.2023
El PSOE presenta una oposición radical a que España participe en una acción militar unilateral de EE.UU. PREPARATIVOS DE UNA GUERRA

Aznar no dará explicaciones hasta que la ONU se pronuncie sobre Irak

España no participará ni tampoco permitirá a EE.UU. que utilice sus bases militares en una acción al margen de l
Después de intentar -sin conseguirlo- que Aznar, acudiera antes a la Cámara Baja para aclarar su postura ante esta crisis, y tras escuchar las confusas explicaciones de la ministra de Exteriores, Ana Palacio, el portavoz del PSOE, Jesús Caldera, lanzó su mensaje al Ejecutivo a través de los medios de comunicación. Según los socialistas, España debería oponerse en el Consejo de Seguridad a cualquier acción unilateral, negar el uso a EE.UU. de las bases militares españolas, votar a favor de una prórroga de la misión de los inspectores en Bagdad y exigir una nueva resolución de las Naciones Unidas sobre Irak. Unas exigencias que, en opinión del PSOE, recogen «la voluntad de los españoles». Para Caldera, en lugar de «adherirse a las intenciones de Bush», el Gobierno tendría que seguir los pasos de Alemania y Francia y promover en el Consejo de la UE una posición común por la paz «que fortalezca la política de seguridad» comunitaria. Además, los socialistas insisten en que, antes de adoptar compromiso alguno en la posible guerra con Irak, Aznar tiene que aclarar al Parlamento sus tesis. Para ello reclamaron la convocatoria de la Diputación Permanente el miércoles 29, dos días después de la reunión del Consejo de Seguridad. Al Parlamento, con hechos Mientras, en La Coruña, el presidente del Gobierno evitó aclarar una vez más qué postura adoptará si EE.UU. lanza un ataque unilateral contra Irak sin esperar a que el Consejo de Seguridad de la ONU se pronuncie porque esa posibilidad «está fuera de la realidad». Aznar subrayó que las «decisiones importantes» llegarán una vez que el Consejo de Seguridad estudie el informe de los inspectores. El jefe del Ejecutivo negó que alimente afanes belicistas ya que su gabinete «desea» que no sea necesaria «una intervención» en Irak y que ese país cumpla todas las resoluciones de la ONU. Rechazó las críticas de la oposición por no comparecer en el Parlamento para explicar su postura ante un posible ataque porque considera que quedó clara tras la comparecencia de la titular de Asuntos Exteriores.

Aznar no dará explicaciones hasta que la ONU se pronuncie sobre Irak
Comentarios