miércoles 14/4/21

Biden lanza un macroplan para sacar a EEUU de la crisis con 1,9 billones

El primer gran proyecto del presidente incluye pagos directos a contribuyentes de 1.400 dólares
Biden se dirige ayer a la nación desde el despacho Rosevelt de la Casa Blanca. SAMUEL CORUM

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer un nuevo rescate 1,9 billones de dólares para hacer frente a la devastación económica provocada por la pandemia.

El proyecto contó con 219 votos a favor —todos demócratas— y 212 en contra, los republicanos en bloque más dos demócratas. Con el apoyo de la Cámara Baja, el plan de estímulos pasa ahora al Senado, que deberá aprobarlo y en caso de que haya algún cambio ambas cámaras negociar una versión conjunta.

El recién elegido presidente de EEUU, Joe Biden, urgió horas después al Senado a dar su visto bueno a este plan de reconstrucción económica. «No tenemos tiempo que perder. Si actuamos ahora, decisivamente, con rapidez y valentía, podemos finalmente imponernos al virus», aseguró Biden.

Se trata del primer gran proyecto legislativo impulsado por el Gobierno de Joe Biden, que ha dicho que ahora es el momento de aprobar un fuerte gasto público para salir de la crisis. La medida más llamativa del rescate son los nuevos pagos directos a contribuyentes de 1.400 dólares. Además, el plan incluye un rescate de 350.000 millones de dólares para gobiernos locales y estatales, 20.000 millones de dólares para un plan nacional de vacunación y otros 50.000 para el sistema de test. También amplía hasta agosto las ayudas al desempleo, ya que los actuales fondos expiran el 14 de marzo, fecha límite que se han marcado tanto la Casa Blanca como los demócratas en ambas cámaras para tener el proyecto finalizado.

Además de todo esto, el rescate incluye fondos para aerolíneas, sistemas locales de transporte y la red ferroviaria, también para programas de comida, ayudas al alquiler o financiación para la reapertura de escuelas.

Uno de los principales puntos de fricción entre los demócratas ha sido la inclusión en el proyecto de ley de una subida del salario mínimo federal de los actuales 7,25 dólares la hora a 15 dólares la hora.

El jueves, sin embargo, los servicios jurídicos del Senado informaron a los demócratas de que no pueden aprobar la subida con una mayoría simple de 50 votos, tal y como pretendían, sino que necesitan 60, una cifra improbable de alcanzar.

Mientras la Cámara Baja daba de madrugada el visto bueno al proyecto, los líderes demócratas seguían estudiando cómo aprobar la subida salarial, una de las promesas electorales de Biden.

Este rescate económico de Biden, de ser finalmente aprobado, se uniría al de 900.000 millones de dólares que el Congreso impulsó en diciembre y al de 2,2 billones de dólares, el mayor de la historia de EEUU, en marzo pasado.

Mientras, el escándalo del asesinato del periodista Jamal Khashoggi sigue en alza. Ayer, los países del golfo Pérsico cerraron filas en torno a Arabia Saudí, condenando cualquier «interferencia» en la soberanía del reino ultraconservador, tras la publicación del informe que apunta a que el príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en 2018. Los países del golfo Pérsico, así como el Parlamento de la Liga Árabe, no se hicieron esperar para mostrar su apoyo a su vecino y aliado, Arabia Saudí, que ayer tachó de «falsas» e «inaceptables» las acusaciones que figuran en el informe publicado por el Gobierno de Estados Unidos liderado por el presidente Joe Biden.

Y mientras las ONG lamentan que Biden no sancione a Bin Salman por el asesinato de Khashoggi, el príncipe heredero de Arabia Saudí, acudió a la segunda ronda de la prueba inaugural del Mundial de Fórmula E, disputada en el circuito urbano saudí de Diriyah, en su primera aparición tras la publicación del informe que le señala como responsable del asesinato de Jamal Khashoggi.

Biden lanza un macroplan para sacar a EEUU de la crisis con 1,9 billones
Comentarios