miércoles. 08.02.2023
El jefe de los inspectores de la ONU, Hans Blix, presentará hoy un informe sobre el desarme de Irak, en el que se prevé que recomiende una ampliación de las inspecciones. Fuentes diplomáticas indicaron que esa recomendación puede ser aceptada por Estados Unidos, que intenta convencer a los europeos de un ataque contra Irak incluso sin el beneplácito de la ONU. El jefe de la Comisión de Control y Verificación del desarme de Irak (UNMOVIC), Hans Blix, y el director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Mohamed rl Baradei, presentarán hoy al Consejo de Seguridad sus informes donde evaluarán si Bagdad ha cumplido con sus obligaciones de desarme. Se prevé que después de la presentación de ambos informes, uno relacionado con las armas químicas y biológicas y el otro sobre el armamento nuclear, los 15 Estados miembros del Consejo inicien consultas. Según fuentes de la ONU, estas consultas podrían ser interrumpidas y reanudadas el próximo día 29, después que el presidente George W. Bush pronuncie su discurso sobre el Estado de la Unión y clarifique su posición e intenciones en el conflicto con Irak. «Ciertamente, no tenemos ninguna confianza de que las cosas están procediendo como deberían de acuerdo a la resolución 1441 de la ONU», declaró el embajador estadounidense, John Negroponte. «Veremos lo que el Consejo decide hacer», dijo Powell, quien insistió en que «se necesita un cambio de actitud por parte de Irak». El portavoz de la misión de EEUU ante la ONU, Robert Wood, resaltó que la posición de su país es que «los inspectores no deben ir en busca de armas de destrucción masiva, ni los servicios de inteligencia deben dar información, sino que es Bagdad quien tiene que ofrecer toda la documentación sobre sus programas». Asimismo añadió que su gobierno no cree que sea necesaria una segunda resolución para autorizar el uso de la fuerza en contra del gobierno iraquí.

Blix pedirá una ampliación de las inspecciones
Comentarios