martes. 31.01.2023

El expresidente brasileño Jair Bolsonaro gastó cientos de miles de dólares en panaderías, restaurantes populares y heladerías durante sus cuatro años de Gobierno, unos gastos divulgados este jueves y que han causado revuelo en el mundo de la política.

En total, Bolsonaro gastó 27,6 millones de reales (unos 5,3 millones de dólares) con la tarjeta de crédito corporativa del Gobierno, según datos divulgados por el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, con base a la ley de acceso a la información.

La divulgación de los datos había sido vetada por el Gobierno del ultraderechista, a pesar de que la factura total es un poco inferior al de sus antecesores.

La divulgación sorprendió por la abundancia de gastos superfluos, con el uso de los recursos públicos destinados a numerosas compras en restaurantes de comida gourmet, supermercados, droguerías, heladerías, locales de comidas rápidas como McDonalds y hasta tiendas de mascotas. El 49,5 % de los gastos fue realizada en hoteles, incluyendo uno en el balneario de Guarujá en el que solía descansar durante carnaval y al que le pagó el equivalente a 280.770 dólares.

Enseguida se ubicaron los gastos con alimentación, con el 19,9 % del total, incluyendo un gasto de unos 21.020 dólares en un restaurante en el estado amazónico de Roraima que vende almuerzos a precios populares.

La lista también incluye 581.000 reales (111.730 dólares) en panaderías, 8.600 reales (1.654 dólares) en heladerías, 408.000 reales (78.461 dólares) en pescaderías, 21.700 reales (4.173 dólares) en decoración para fiestas y 678.000 reales (unos 130.384 dólares) en un «mercado gourmet» de Brasilia.

Jair Bolsonaro dijo que «además de tener menos gastos» que en los Gobiernos de Lula (2003-2010) y de Dilma Rousseff (2011-2016) la tarjeta de crédito corporativa «costeó parte del rescate de los brasileños en Wuhan (China)» en el comienzo de la pandemia.

Bolsonaro gastó 5,3 millones en restaurantes, panaderías y heladerías
Comentarios