domingo 17.11.2019

Boris Johnson no cede y sigue determinado a ejecutar el ‘brexit’ el 31 de octubre

viviana garcía | londres


El primer ministro británico, Boris Johnson, está determinado a ejecutar el ‘brexit’ el 31 de octubre a pesar de no haber sometido a votación el pacto firmado con Bruselas y verse obligado por ley a remitir la petición de una prórroga. El proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea, cada vez más complicado y repleto de vericuetos, ha entrado en una fase decisiva al quedar apenas once días para la ruptura de Londres del bloque europeo después de 40 años de participación.


El jefe del Gobierno conservador dio el sábado marcha atrás a la planeada votación del acuerdo alcanzado el pasado jueves con la UE después de que prosperara una enmienda que le emplazaba a solicitar un retraso del «brexit» en caso de que la legislación que debe implementar ese texto no quedase tramitada para el 31 de octubre. El temor de los que apoyaron esa iniciativa, introducida por el diputado Oliver Letwin, residía en el riesgo de una ruptura «dura» de la UE si para el 31 de octubre no estaba ratificada la ley sobre la salida del país del club europeo. Al no someter a votación el acuerdo negociado, entró automáticamente en vigor la llamada Ley Benn, que exigía a Johnson solicitar el retraso del ’brexit’ si no tenía para anoche aprobado un pacto.

Boris Johnson no cede y sigue determinado a ejecutar el ‘brexit’ el 31 de octubre