domingo 28/2/21

Bruselas da 24 horas a Hungría y Polonia para desbloquear el dinero

Von der Leyen y Johnson no ven condiciones para un acuerdo entre la UE y Londres por el ‘brexit’
Josep Borrell, ministro de Exteriores de la UE, ayer en Bruselas. JOHN THYS

Los gobiernos de la UE activarán su plan para poner en marcha el fondo europeo de recuperación sin Hungría y Polonia si los gobiernos de estos dos países no dan «señales claras» de su voluntad para levantar el veto al paquete presupuestario como muy tarde hoy mismo Según fuentes europeas, el escenario central es que Budapest y Varsovia finalmente accedan a desbloquear el presupuesto de la UE para los próximos siete años y el plan anticrisis de 750.000 millones de euros, pero este paso debe ocurrir pronto o el resto de Estados miembros «probablemente» activen una alternativa para seguir adelante sin ellos.

«Necesitamos tener señales claras de Hungría y Polonia, si no las tenemos probablemente tendremos que pasar al escenario ‘B’», han señalado las mismas fuentes en una semana clave para el futuro del fondo europeo.

Hungría y Polonia siguen rechazando el mecanismo que vincula el desembolso de ayudas europeas y el respeto al Estado de derecho por considerar que es arbitrario y, como protesta, se niegan a ratificar el Marco Financiero Plurianual (MFP) y los 750.000 millones para relanzar la economía.

La Comisión Europea está ya explorando las opciones legales que permitirían sacar adelante el fondo europeo sin el visto bueno de estas dos capitales, entre ellas un sistema de avales para que Bruselas pueda emitir deuda similar al instrumento contra el paro (SURE), un acuerdo intergubernamental como el que sostiene el MEDE o un sistema de «cooperación reforzada» que permite dejar de lado a los países que no quieran participar.

Mientras, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson, creen que «las condiciones para concluir un acuerdo aún no existen», tras mantener hoy por la tarde una conversación telefónica durante una hora y media. Trataban de resolver la última fase de la negociación de un tratado que defina legalmente la relación futura de la Unión Europea y Reino Unido a partir del 1 de enero.

En un breve comunicado posterior, señalan que las condiciones no existen porque «se mantienen diferencias significativas sobre tres asuntos críticos: competencia justa, gobernación (del acuerdo) y pesca». Piden finalmente a los jefes negociadores que preparen «una perspectiva general de las diferencias que persisten para debatirlas en una reunión en persona, en Bruselas, los próximos días».

Los dos líderes repiten con algunas variaciones su proceder del pasado sábado. Tras mantener también intercambios telefónicos, concluyeron que persistían las divergencias y convocaron a sus negociadores, encabezados por Michel Barnier y David Frost, para reanudar el domingo unas negociaciones que parecían de nuevo bloqueadas el viernes.

Bruselas da 24 horas a Hungría y Polonia para desbloquear el dinero
Comentarios