domingo 22/5/22
                      DL13P25F2-20-03-12-1.jpg
DL13P25F2-20-03-12-1.jpg

El vicepresidente de la Comisión Europea para Relaciones Institucionales, Maros Sefcovic, urgió ayer al Gobierno británico a facilitar «avances serios en el curso de la próxima semana» en la negociación sobre el controvertido Protocolo para Irlanda del Norte. El Reino Unido «debe hacer recíprocos los grandes movimientos que ha hecho la Unión Europea», que ha propuesto reducir en un 80 % los controles aduaneros previstos en la región británica, dijo Sefcovic en una rueda de prensa en Londres.

El representante comunitario se reunió con el negociador para el Brexit del Reino Unido, David Frost, en la cuarta ronda de contactos entre ambos lados del canal de la Mancha para tratar de encontrar terreno común en el contencioso norirlandés.

El Protocolo para Irlanda del Norte entró en vigor en enero como parte de los acuerdos del Brexit, aunque el Reino Unido ha pospuesto la aplicación de algunas de sus disposiciones porque argumenta que crean demasiadas fricciones económicas y sociales. Si no se llega a un acuerdo para modificar el protocolo, Frost ha amenazado con invocar el Artículo 16 del texto, que permite a una de las partes suspender unilateralmente algunas de las medidas acordadas.

Con todo, Sefcovic admitió que en la reunión de ayer percibió un «cambio de tono» en el negociador británico. «Espero que esto conduzca a resultados tangibles para Irlanda del Norte», apuntó.

Medios británicos han especulado esta semana con la posibilidad de que la Unión Europea prepare una respuesta dura en caso de que el Reino Unido active el Artículo 16, que puede incluir tarifas y cuotas a exportaciones británicas, e incluso la anulación completa del Acuerdo de Comercio y Cooperación .

Bruselas exige a Londres progresos sobre Irlanda del Norte pero rebaja la presión
Comentarios