miércoles 20.11.2019

Un cambio legal permite que Lula salga de prisión tras año y medio

Un cambio legal permite que Lula salga de prisión tras año y medio

agencias | brasilia


El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva salió ayer de la cárcel donde cumplía una condena por corrupción desde hacía 1 año y 7 meses, en la ciudad de Curitiba (sur), tras una decisión de la Corte Suprema. Lula, de 74 años, abandonó el local a pie, acompañado por sus abogados; su actual pareja, Rosangela da Silva, y algunos de sus principales correligionarios, y entre los vítores de los cientos de simpatizantes que llegaron hasta los alrededores de la sede policial para recibir al líder socialista.


«¡Lula libre!¡Lula libre!», gritaban los seguidores de un Lula vestido de traje y que se fue directo hacia ellos, tras abrazar a algunos de sus familiares en la puerta de la sede de la Policía Federal. Después escuchó el himno de Brasil, cantado por sus simpatizantes, recibió algunos regalos de militantes y repartió más abrazos visiblemente emocionado.


El juez Danilo Pereira Jr, de la 12ª Sala Criminal de Curitiba, decretó poco antes su libertad, de acuerdo con una decisión del Supremo Tribunal Federal, que declaró inconstitucional la prisión de una persona condenada antes de que se agoten todos los recursos en la Justicia, como es el caso de Lula y de otros cerca de 5.000 presos.


Lula cumplía una pena de 8 años y 10 meses de prisión, ratificada en tres instancias diferentes, por corrupción pasiva y blanqueo de capitales, tras haber sido hallado culpable de recibir un apartamento en el balneario paulista de Guarujá a cambio de favores políticos a la constructora OAS.


Lula da Silva acusó a la Justicia, la Policía y al Estado brasileño de intentar «criminalizar» a la izquierda por los 580 días que ha permanecido encarcelado en Curitiba (sur) por una condena de corrupción. «Necesitaba resistir para luchar contra el lado podrido del Estado, de la Policía Federal, del Ministerio Público, de la Justicia. Trabajaron para criminalizar a la izquierda, a Lula y al Partido de los Trabajadores», dijo un emocionado Lula en las inmediaciones de las instalaciones en las que ha estado encarcelado ante una multitud de seguidores. «Salgo de aquí con un gran sentimiento de agradecimiento. Quiero probar que este país puede ser mucho mejor cuando tenga un gobierno que no mienta en Twitter como hace (Jair) Bolsonaro», manifestó.


Lula, que se benefició de una decisión del Supremo que deroga el encarcelamiento en segunda instancia, estuvo en prisión por una condena promulgada por Sérgio Moro, hoy ministro de Justicia, que le consideró culpable por corrupción.

Un cambio legal permite que Lula salga de prisión tras año y medio