sábado 24.08.2019
ALEMANIA

El candidato de los conservadores a las elecciones europeas desafía el gasoducto de Merkel

El alemán Manfred Weber, líder del Partido Popular Europeo, asegura que si gana bloqueará la construcción del 'Nord Stream 2', que aumentará la dependencia europea del gas ruso
El candidato de los conservadores a las elecciones europeas desafía el gasoducto de Merkel

El gigantesco gasoducto que unirá Rusia y Alemania podría tener las horas contadas. Al menos según Manfred Weber. En la presentación de su campaña electoral en Atenas, el candidato del Partido Popular Europeo para las elecciones del próximo 26 de mayo dejó claro que si el grupo conservador gana los comicios y él se convierte en presidente de la Comisión Europea pondrá freno al controvertido proyecto energético conocido como 'Nord Stream 2'.

Tras su comparecencia ante los suyos, el político alemán remarcó que hará "uso de todas las leyes disponibles" para bloquear un gasoducto de unirá a las dos potencias con 1.225 kilómetros de tuberías bajo el Mar Báltico. "Estoy en contra de ese proyecto", aseguró en declaraciones al diario polaco 'Polska Times'. "No es del interés de la Unión Europea".

MALESTAR EN BERLÍN

Aunque toda declaración en campaña debe ser cogida con pinzas, las palabras de Weber suponen un torpedo en la línea de flotación de Berlín, un desafío abierto al Gobierno federal de la cancillera Angela Merkel, que desde hace años apoya esta alianza energética con Moscú como una vía segura para que Alemania sacie su necesidad de encontrar fuentes de gas natural.

De esa manera, las declaraciones del líder de la mayor fuerza política del parlamento europeo han generado malestar entre las filas del conservadurismo alemán. "No sabe lo que está diciendo", ha remarcado Joachim Pfeiffer, portavoz económico de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la cancillera en declaraciones al 'Handelsblatt'. "(El proyecto) refuerza la seguridad de suministro en toda Europa y la competitividad del mercado interior de energía".

Así, Weber tiende la mano a los críticos con el 'Nord Stream 2', que son muchos. Aunque Merkel aseguró que no se verían afectados, países de tránsito del gas como Polonia y Ucrania se oponen frontalmente a ese proyecto con el que el Kremlin reforzará su influencia, motivo que también une a Francia, Bruselas y unos Estados Unidos que buscan mejorar la posición de su gas en el mercado energético mundial.

ESTRATEGIA ELECTORAL

Menos conservador y estridente que muchos de sus compañeros de partido, Weber pertenece al ala más moderada y centrista de la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), hermanada con los democristianos de Merkel. Su oposición al proyecto defendido por Berlín y Moscú se entiende como una estrategia electoral. "No soy el candidato de Alemania a la Comisión Europea, sino el del Partido Popular Europeo", apuntó.

En otro momento de la historia ser visto como el "candidato de Merkel" habría sido una carta ganadora, pero tras la crisis del euro y la llegada de los refugiados los asesores del spitzenkandidat (cabeza de lista) han visto con temor una asociación con la cancillera que podría perjudicarle con los sectores más conservadores del este del continente y con los países del sur golpeados por la austeridad de Berlín. Eso podría haber llevado a Weber a distanciarse tan rotundamente de un 'Nord Stream 2' que divide demasiado a sus socios europeos.

Aunque se espera que reciban un importante castigo en las urnas, los sondeos demoscópicos mantienen a los conservadores como primera fuerza del Parlamento comunitario, algo que abriría la puerta para que Weber relevase a Jean-Claude Juncker. El auge de euroescépticos, ultranacionalistas y xenófobos dificultará, sin duda, ese juego de equilibrios. El gasoducto terminará de construirse a finales del año.

El candidato de los conservadores a las elecciones europeas desafía el gasoducto de Merkel