viernes 27/5/22
                      Carlos de Inglaterra abandona ayer Westminster. TOLGA AKMEN
Carlos de Inglaterra abandona ayer Westminster. TOLGA AKMEN

El príncipe Carlos tuvo que sustituir ayer a su madre, Isabel II, en la lectura del Discurso de la Reina, la ceremonia más importante del calendario parlamentario británico. La reina Isabel padece, según sus médicos, «episodios de inmovilidad», que le han impedido asistir a varios eventos en los últimos meses y llevaron el lunes a notificar su ausencia.

El Discurso de la Reina es una representación ritual de la estructura constitucional del Reino Unido. La idea de ser gobernados por «la Reina en el Parlamento» se ilustra —con esplendor de carruajes y de antiguos ropajes— cuando el monarca inaugura el curso parlamentario leyendo, desde el trono de la Cámara de los Lores, el programa de leyes que planea introducir el Gobierno, ante los miembros del Parlamento y embajadores en la Corte de St. James.

La reina Isabel tiene 96 años y celebra en 2022 su Jubileo de Platino, siete décadas de reinado. Su salud ha puesto en duda su presencia en los eventos que se desplegarán en junio. Solo en tres ocasiones hasta ayer se había visto forzada a cancelar su lectura del Discurso, la última hace 59 años. Según el periódico ‘Daily Mail’, la decisión se tomó el lunes entre médicos y cortesanos.

La corona, en un cojín

El príncipe heredero la sustituyó, pero en el acto principal —la lectura del Discurso en la Cámara de los Lores— no se sentó en el trono sino en la silla reservada al consorte. Le acompañaron la duquesa de Cornualles, Camilla, y el duque de Cambridge, Guillermo. La corona imperial, que se usa para estas ocasiones, quedó depositada en un cojín durante el discurso.

Algunos diarios afirman que el acto de ayer puede entenderse como el inicio de una regencia por parte de Carlos, que representa a su madre en un número creciente de ocasiones. El programa de eventos del Jubileo ha deparado ya anuncios llamativos, como la ausencia del príncipe Andrés, y también de Enrique y Meghan, en el balcón del Palacio de Buckingham junto al resto de su familia.

Carlos sustituye a su madre en el Parlamento, que se ve como una gradual regencia
Comentarios