domingo 28/2/21

El chavismo se dispone a recuperar el poder absoluto en Venezuela

Un acto político ayer, en Venezuela. MIGUEL GUTIÉRREZ

Los aires de cambio político que soplaron fuertes hace 22 meses en Venezuela con el reconocimiento del líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino por más de medio centenar de países son ahora apenas un suave soplo envuelto en la decepción. Desde que en enero de 2019 recabó cientos de miles de apoyos con la promesa de derrocar a Nicolás Maduro, el chavismo ha ido recuperando terreno, fruto del desánimo popular por la falta de avances de un Guaidó sin funcionarios, sin fuerzas de seguridad, sin margen de maniobra y al que las elecciones legislativas de este domingo se le presentan como el pulso definitivo ante un régimen crecido que acaricia de nuevo el control absoluto.

El Parlamento ha sido en los últimos cinco años el único órgano de poder esquivo a las autoridades de Caracas. Sin embargo, todo apunta a un cambio de signo cuando se conforme el próximo 5 de enero la nueva Asamblea Nacional. El motivo, al margen del hartazgo y el descontento con Guaidó, reside en su decisión de no concurrir en los comicios al considerarlos un «fraude». La ausencia de su mayoritaria alianza de partidos deja tocada y dividida a la oposición ya que solo unos pocos representantes han decidido postularse como candidatos.

Entre ellos, el pastor evangélico y exaspirante presidencial Javier Bertucci, que junto a otras voces disidentes menos conocidas han aceptado el reto de un confiado Maduro que asegura que dejará el poder si el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) no se hace con el control de la Cámara.

«Si vuelve a ganar la oposición, yo me voy de la Presidencia. No me quedaré más aquí, dejo mi destino en manos del pueblo de Venezuela», aseguró el líder bolivariano en un acto de campaña celebrado esta semana en el que volvió a movilizar a las bases chavistas para que acudan a votar.

Maduro ha ofrecido incluso «recompensas» para las comunidades que tengan mayor participación. Pero, además, ha llenado de promesas casi milagrosas sus apariciones: desde acabar con la pobreza, pagar los salarios en dólares, poner fin al caos en los servicios públicos y hasta dar carpetazo a las sanciones estadounidenses, que incluyen un embargo petrolero desde abril de 2019 que ha acentuado la precariedad.

El chavismo se dispone a recuperar el poder absoluto en Venezuela
Comentarios