lunes. 03.10.2022

China impone su ley y Hong Kong retira el memorial de Tiannanmen

La Universidad cree que exhibir la estatua podría «conllevar riesgos legales» y toma precauciones
                      El memorial a las víctimas de Tiannanmen que ha tenido que retirar Hong Kong. JEROME FAVRE
El memorial a las víctimas de Tiannanmen que ha tenido que retirar Hong Kong. JEROME FAVRE

La Universidad de Hong Kong ha retirado de su campus una escultura de 8 metros de altura que conmemoraba la manifestación que fue violentamente reprimida en la plaza pekinesa de Tiananmen en 1989, informa el medio hongkonés ‘South China Morning Post’.

El desmantelamiento de la obra se llevó a cabo a las 3.00 de la madrugada hora local del jueves (19.00 GMT del miércoles), según el diario.

El Consejo de la Universidad de Hong Kong, una institución dependiente de las autoridades de la región semiautónoma, confirmó la retirada de la escultura, una decisión que tomó «basándose en consejo legal externo y una evaluación de riesgos», según un comunicado.

La exhibición de la estatua podría «conllevar riesgos legales», según el Consejo, que citó además la preocupación por «problemas de seguridad causados por la fragilidad de la escultura».

La estatua, llamada ‘Pillar of Shame’ (Pilar de la vergüenza), se erigió en el campus en 1997, año en el que Hong Kong dejó de estar bajo control británico.

Es obra del danés Jens Galschiøt, quien calificó la retirada de un ataque «contra la propiedad privada» y a Hong Kong como «un lugar brutal sin leyes que protejan a la población, al arte o a la propiedad privada».

El artista aseguró en la red social Twitter que ha tratado de ponerse en contacto con las autoridades del territorio para comunicarles que la escultura es de su propiedad y advertirles de que pedirá una indemnización por cualquier daño que sufra.

Galschiøt declaró que se ofreció a viajar a Hong Kong con un equipo especializado para retirar la estatua y acusó a la Universidad de Hong Kong de «no hablar con él».

Según Galschiøt, la obra era un préstamo a la Alianza de Hong Kong en Apoyo de los Movimientos Patrióticos Democráticos de China, asociación que organizó anualmente vigilias en recuerdo de las víctimas de Tiananmen entre 1990 y 2019.

La noche del 3 al 4 junio de 1989, soldados y tanques del Ejército de Liberación Popular chino se abrieron paso de forma violenta hasta las inmediaciones de Tiananmen, donde se manifestaban desde hacía varias semanas cientos de miles de estudiantes universitarios y trabajadores por el fin de la corrupción y en favor de una mayor apertura política.

El número de muertos es todavía desconocido, y oscila entre unos cientos y varios miles, dependiendo de la fuente.

La retirada se produce pocos días después de la celebración de elecciones en Hong Kong, cuyo nuevo sistema limitó todavía más el número de representantes elegidos por sufragio directo, quienes además debían ser considerados como «patriotas» por un comité para poder ser candidatos.

Pekín ha estrechado su control sobre Hong Kong desde las multitudinarias protestas de 2019, a las que respondió con una controvertida ley de seguridad en 2020 que pena con cadena perpetua supuestos como «terrorismo», «secesión» o «confabulación con fuerzas extranjeras».

Mientras, China tachó ayer de «hipócritas» a los países occidentales que han expresado sus preocupaciones por la erosión democrática en el sistema electoral hongkonés tras los comicios del pasado domingo y rechazó toda crítica al respecto.

«Todas las críticas son infundadas y con ellas solo exponen su hipocresía y sus maliciosas intenciones de desestabilizar Hong Kong y de contener a China», afirmó hoy en rueda de prensa el portavoz chino de Asuntos Exteriores Zhao Lijian.

China impone su ley y Hong Kong retira el memorial de Tiannanmen
Comentarios