martes. 07.02.2023
                      Imagen de un herido en las manifestaciones. STRINGER
Imagen de un herido en las manifestaciones. STRINGER

El gobierno departamental de Puno, región ubicada a más de 1.200 kilómetros al sur de Lima y fronteriza con Bolivia, decretó tres días de duelo en toda su jurisdicción por las 17 muertes registradas durante las violentas protestas que se reportaron este lunes en la ciudad de Juliaca.

El decreto, que fue publicado con la firma del gobernador Richard Hancco Soncco, dispuso el duelo regional desde este martes y hasta el próximo jueves «en razón a los trágicos sucesos ocurridos en la provincia de San Román», donde se encuentra Juliaca, para «aunarse al dolor de las familias dolientes y solidarizándonos con la población afectada».

En ese sentido, el decreto dispuso que en todas las entidades públicas de la región icen la bandera nacional a media asta «en señal de duelo y solidaridad, durante el periodo de duelo regional». El ejecutivo regional señaló que tomó la decisión en cumplimiento de las leyes que establecen que estas instancias tienen autonomía política y administrativa en los asuntos de su competencia». Invocó, además, a la Fiscalía a que comience «las investigaciones contra los responsables de estos deplorables hechos que enlutan a la región Puno» y rechazó «cualquier acto de violencia y el uso exagerado de la fuerza pública por parte de la Policía Nacional del Perú y las Fuerzas Armadas del Perú, en la ciudad de Juliaca». Al menos 17 manifestantes murieron este lunes en Juliaca en las protestas, la mayoría alrededor del aeropuerto de la localidad, además de un bebé que debía ser trasladado a un centro médico y no pudo llegar por los bloqueos, lo que eleva a 46 la cifra de decesos desde el pasado 11 de diciembre en todo el país. Los manifestantes exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Congreso, la convocatoria de una asamblea constituyente.

Los choques con el gobierno en Perú se cobran la vida de 17 personas
Comentarios